Sólo un centro educativo andaluz activa el protocolo por altas temperaturas pese a la alerta de la Aemet al superarse los 40 grados

En medio de las olas de calor y altas temperaturas excepcionales que han azotado a Andalucía, ha habido sólo un centro de enseñanza que ha activado el protocolo educativo no universitario. Se trata del IES Sierra Morena en Andújar, Jaén, como confirmó la Consejería de Desarrollo Educativo de la Junta de Andalucía al diario ABC.

Este jueves, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) había emitido avisos por altas temperaturas en cuatro provincias andaluzas. Había un aviso de nivel amarillo para Sevilla y Granada desde las 13:00 hasta las 21:00 horas, y un aviso de nivel naranja para Jaén y Córdoba durante el mismo intervalo de tiempo.

Altas temperaturas azotan Andalucía

En Jaén, se esperaba activar la alerta naranja por altas temperaturas en Sierra Morena y en el valle del Guadalquivir, donde se predijo que las temperaturas alcanzarían hasta 40 grados Celsius. En las zonas de Cazorla y Segura, la alerta amarilla se estableció para las máximas de hasta 38 grados.

La alerta naranja por altas temperaturas se centró en la campiña cordobesa, donde se estimó que las temperaturas rondarían los 40 grados Celsius en el área del valle del Guadalquivir. Según el pronóstico de Aemet, se esperaba que las temperaturas pudieran llegar a los 42 grados en el tercio oriental de la comarca.

La Consejería de Desarrollo Educativo recordó que dicho protocolo, actualizado el año pasado, puede ser activado una vez que Aemet establezca las alertas. Los centros educativos tienen la opción de autorizar la salida anticipada a partir de las 12:00 si hay alerta naranja, siempre y cuando se informe a las familias con antelación.

Los centros docentes, en aplicación del principio de autonomía organizativa, pueden flexibilizar el horario del alumnado con el fin de adaptarse a las circunstancias de altas temperaturas excepcionales. Esta flexibilidad puede incluir la salida anticipada del alumnado en los días en que se active la alerta naranja o roja. Si el centro decide aplicar la medida, se debe comunicar con suficiente antelación y de manera adecuada a las familias.

Esta situación pone de relieve la importancia de la comunicación efectiva entre los centros educativos y las familias, especialmente en tiempos de emergencias climáticas. Asimismo, destaca la necesidad de contar con protocolos robustos que permitan a los centros de enseñanza responder de manera eficaz y oportuna a las condiciones climáticas adversas, garantizando así la seguridad y bienestar de los estudiantes.

Además, este incidente subraya la importancia de la flexibilidad organizativa en los centros educativos, permitiéndoles adaptarse a situaciones excepcionales como las altas temperaturas. Es crucial que los centros educativos tengan la capacidad de ajustar sus horarios y operaciones a las condiciones climáticas, para garantizar la continuidad de la educación y la protección de la salud de los estudiantes.

En última instancia, la activación de este protocolo por parte del IES Sierra Morena es un recordatorio de la necesidad de mantener la vigilancia y la preparación ante las condiciones climáticas extremas, y de la importancia de la resiliencia climática en el sector educativo.