Pérdidas moderadas en Wall Street con el foco en el desplome del banco SVB

Wall Street cotiza este viernes con pérdidas moderadas con el foco en el hundimiento del banco SVB (Silicon Valley Bank), cuyo desplome en la sesión del jueves provocó fuertes caídas en el campo bancario estadounidense y un cierre muy bajista en el mercado americano.

SVB se hundio un 60% tras comunicar una ampliación de capital de 2.250 millones de dólares estadounidenses y terminó contagiando a todas y cada una de las entidades financieras. El índice KBW Banks, que asocia a los primordiales bancos americanos, se cayó un 7,7%, en su mayor caída desde 2020. Además de esto, las acciones de SVB caían mucho más del 60% este viernes antes de ser suspendidas de cotización.

¿RIESGO DE CONTAGIO?

Si bien SVB es un banco pequeño y muy basado en el ámbito tecnológico, sus inconvenientes pusieron alterados a los inversores.

Stephen Innes, administrador de SPI Asset Management, dice que «dadas las situaciones de capital recientes y los rigurosos protocolos de administración de peligros, el peligro de contagio de los bancos pequeños a los enormes es recóndito. En consecuencia, el peligro de un acontecimiento de capital o liquidez entre los enormes bancos asimismo es recóndito».

No obstante, añade que «aún de este modo, donde hay humo, normalmente hay algo de fuego, puesto que la mayor volatilidad de las clases y una inversión persistente de la curva de desempeño son la combinación mucho más hostil para las finanzas».

LAS PÉRDIDAS NO REALIZADAS EN LA CARTERA DE BONOS

En este sentido, uno de los más importantes peligros para el ámbito está en la cartera de bonos que sostienen los bancos americanos.

La Empresa Federal de Seguros de Depósitos de EEUU (FDIC por sus iniciales en inglés), apuntó últimamente que los bancos amontonaban pérdidas no efectuadas de 620.000 millones de dólares americanos en sus carteras de bonos. Si bien si los bancos no se aprecian forzados a liquidar sus bonos antes de vencimiento, esta situación no afectaría a su solvencia.

En todo caso, los inconvenientes de SVB Financial pusieron de manifiesto los inconvenientes que puede producir un elevado endurecimiento capital por la parte de la Fed.

EL INFORME DE EMPLEO

El Informe de Empleo quedó apartado a un background, si bien todavía es esencial para la Reserva Federal y su política monetaria, eminentemente pues el mercado de trabajo estadounidense prosigue sólido y configurado, y volvió a asombrar en el mes de febrero. La economía nacional creó 311.000 cargos laborales, un apunte que superó con creces la previsión del consenso, que adelantaba 205.000, pero que piensa una disminución respecto a los 517.000 conformados en el mes de enero, según ha anunciado la Oficina de Estadísticas Laborales de EEUU.

La cota de desempleo, por su lado, subió tenuemente hasta el 3,6% tras registrar un 3,4% el mes pasado, su nivel mucho más bajo desde 1969.

Por ahora, la posibilidad de una subida de géneros de 50 puntos básicos en la asamblea del 22 de marzo pierde rigidez por los «miedos a un elevado encontronazo del tensionamiento capital en la economía real«, según indican los especialistas de Renta 4. Y todo ello mientras que la inflación prosigue en tasas bastante altas.

Los especialistas de Oxford Economics distribuyen la opinión del alza de 25 pb, más allá de que estiman que «el ritmo de desarrollo del empleo indudablemente todavía es bastante veloz para el gusto de la Fed y no se interpondrá su sendero para seguir impulsando las tasas de interés en alza».

«Aguardamos que la Fed suba las tasas en 25 pb en todas y cada una de las próximas tres asambleas, empujando el rango terminal para la tasa de fondos federales a 5,25%-5,50%», han predecido.

No obstante, otros investigadores apuestan por un endurecimiento mucho más belicoso en el próximo cónclave capital como Naeem Aslam, jefe de inversiones de Zaye Capital Markets, que piensa que «en este momento, es prácticamente seguramente la Fed va a aumentar las tasas en 50 puntos básicos en su próxima asamblea«.

OTROS MERCADOS

En otros mercados, el petróleo West Texas sube un 0,01% ($75,96) y el Brent avanza un 0,16% ($80,96). Por su lado, el euro se puede ver un 0,60% ($1,0584), y la onza de oro rebota un 1% ($1.837).

Además de esto, la rentabilidad del bono americano a 10 años cae fuertemente hasta el 3,75% desde escenarios del 4% que llegó a tocar el pasado miércoles. Esto señala que los inversores se están refugiando en el mercado de bonos. Por su lado, el bitcoin baja un 2,55% ($19.935).

Por Dani