La Unión Europea pacta un tope de 180 euros al precio del gas apoyado por Alemania

Los ministros de energía de la UE llegaron este lunes a un convenio que establece un mecanismo de corrección del mercado para resguardar a los ciudadanos y la economía en frente de costos exageradamente altos en el gas, que se activará en el momento en que el megavatio hora pase los 180 euros en el mercado de futuros holandés TTF y se genere una diferencia de por lo menos 35 euros con los mercados de todo el mundo, notificó el Consejo de la Unión Europea.

El mecanismo se va a aplicar desde el 15 de febrero de 2023, en el momento en que la Agencia para la Cooperación de los Reguladores de la Energía (ACER) efectuará un rastreo incesante de los mercados y si mira que se ha producido un acontecimiento de corrección del mercado, publicará un aviso en su cibersitio.

Mientras que el mecanismo esté activo, no se dejará la realización de transferencias similares con los futuros de gas natural sobre el llamado ‘límite de licitación activa’. El ‘límite de oferta activa’ es el valor de referencia del gas natural en los mercados globales mucho más 35 euros por megavatio hora. Si el valor de referencia del gas es inferior a 143 euros, el límite de la puja activa se sostendrá en la suma de 143 y 35 euros.

Una vez habilitado, el límite de oferta activa se va a aplicar a lo largo de por lo menos 20 días hábiles. Si el límite de puja activa es inferior a 180 euros por megavatio hora a lo largo de los últimos tres días laborables sucesivos, se desactivará de forma automática.

El límite asimismo se desactivará de manera automática, cualquier ocasión, si la Comisión Europea afirma una urgencia regional o de la Unión según el reglamento de seguridad del suministro, en especial en una situación donde el suministro de gas es deficiente para agradar la demanda de gas.

El reglamento incluye un mecanismo de suspensión, si se identifican peligros para la seguridad del suministro energético, la seguridad financiera, los flujos de gas en la UE o peligros de incremento de la demanda de gas.

El mecanismo de corrección del mercado se va a suspender, particularmente si la demanda de gas incrementa un 15% en un mes o un 10% en un par de meses, las importaciones de gas reducen relevantemente o el volumen negociado en el TTF cae relevantemente en comparación con exactamente el mismo periodo hace un año.

Los estados integrantes acordaron que el mecanismo se va a aplicar a los contratos de derivados con un mes de antelación, tres meses de antelación y un año de antelación. Hace referencia al tiempo a lo largo del como se puede obtener el contrato a un precio preciso antes que expire. El límite máximo no se va a aplicar a las transferencias extrabursátiles (donde los competidores negocian de forma directa entre 2 partes, sin cotizar en una bolsa), las bolsas cotidianas y las bolsas intradiarias.

«¡Al fin! Terminamos de llegar a un convenio para entablar un mecanismo que se haga más fácil una corrección de costos del gas natural si estos se disparan nuevo«, ha señalado por medio de Twitter la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

Alemania ha secundado esta medida, al tiempo que Países Bajos y Austria se han absuelto, y Hungría ha votado en contra.

«Hemos logrado hallar un acuerdo esencial que resguardará a los ciudadanos de los costos de la energía que se disparan. Estableceremos un mecanismo verdadera y eficiente, que integre las salvaguardias primordiales que nos distancien de los peligros para la seguridad del suministro y la seguridad de los mercados financieros. De nuevo, hemos probado que la UE está unida y no dejará que absolutamente nadie utilice la energía como arma», ha señalado el ministro checo de Industria y Comercio, Jozef Sikela.

Por Dani