EEUU revisa al alza el crecimiento del PIB del tercer trimestre hasta el 2,9%

Las presiones inflacionistas remiten en USA, si bien no al ritmo aguardado. El deflactor de consumo privado PCE ha bajado en el mes de noviembre hasta el 5,5% en tasa interanual, tras cerrar octubre en el 6,1% (inspeccionado en alza desde el 6%), al tiempo que el consenso aguardaba un descenso hasta el 5,3%. El índice fué anunciado este viernes por la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Comercio estadounidense. En lo que se refiere a la inflación subyacente, ha caído hasta el 4,7%, tres décimas bajo el registro de octubre.

En términos por mes, el índice general ha adelantado un 0,1%, al tiempo que el consenso aguardaba un incremento del 0,3%, al paso que la tasa subyacente ha incrementado un 0,2%, online con lo que se espera por el mercado.

En todo el mes, los costes de los recursos redujeron un 0,4%, al tiempo que el coste de los servicios aumentó un 0,4%. Los costes de los alimentos nacieron un 0,3%, y los de la energía redujeron un 1,5%.

Con en comparación con mismo mes de hace un año, los costes de los recursos aumentaron un 6,1%, sobre el 5,2% de repunte registrado en los servicios. Los alimentos subieron un 11,2%, al paso que la energía se encareció un 13,6%.

John Lieper, directivo de inversiones de Titan Asset Management, resalta que «la inflación del PCE subyacente, el indicio favorito por la Reserva Federal, superó las esperanzas para el año, lo que añadirá mucho más presión a un diciembre ahora bien difícil que vió caer los costes de los activos después de los comentarios beligerantes de la Fed».

«Los inversores deberían cerrar las escotillas y mantenerse en una situación protectora en un corto plazo, con ocasiones de entrada con votaciones mejoradas a fines del próximo año», añade.

Desde Pantheon Macroeconomics expresan que «la caída de los costos de los vehículos enseña una gran parte de la última desaceleración de la inflación subyacente, pero esto no es al azar, en tanto que los márgenes de los comercios que venden automóviles de vehículos aumentaron mucho más veloz que en otro rincón a lo largo de la pandemia, y tienen considerablemente más que caer».

También, los capital personales aumentaron en 80.100 millones de dólares americanos (0,4%) en el mes de noviembre. El ingreso personal libre (DPI) medró en 68.600 millones de dólares estadounidenses (0,4%) y los costos de consumo personal (PCE) se acrecentaron en 19.800 millones (0,1%).

El incremento de los capital personales en dólares americanos corrientes en el mes de noviembre reflejó eminentemente incrementos en las retribuciones y en los capital personales recibidos sobre los activos. Se asentaron incrementos en los salarios privados tanto en las industrias productoras de servicios como en las productoras de recursos.

En este sentido, los investigadores de Pantheon Macroeconomics destacan que «el presidente Powell dejó clarísimo que la Fed piensa que la desaceleración del desarrollo de los sueldos es clave para una inflación de servicios sosteniblemente baja«.

El incremento de 19.800 millones en el PCE en dólares estadounidenses corrientes en el mes de noviembre reflejó un incremento de 79.200 millones en el gasto en servicios que fue relativamente compensado por una disminución de 59.500 millones en el gasto en recursos.

En los servicios, el mayor contribuyente al incremento fue el gasto en vivienda, al paso que en lo relativo a los recursos, el gasto en automóviles de motor nuevos fue el primordial aspecto que contribuyó a la disminución.

Por Dani