Logan (Fed) afirma que los tipos pueden subir durante más tiempo del esperado

La oración ‘don’t fight the Fed’ es una oración que se refiere a la fuerte predominación de la política monetaria en los mercados que verdaderamente significa ‘no luches contra la Reserva Federal’. Esta oración se le asigna a Martin Zweig, un reconocido inversor estadounidense que pronosticó el crash del 87. Pero ‘don’t fight the Fed’ tiene una lógica muy sencilla, si los modelos bajan es bueno para los mercados y si suben no es así tanto.

Pero la oración el día de hoy tiene un alcance considerablemente más extenso y se utiliza para sugerir que apostar en oposición a las instituciones que imprimen el dinero y que emplean a una cantidad enorme de economistas es insensato.

En la mayor parte de las situaciones sí que puede ser descabellado, pero en los últimos 4 eses (desde febrero 2023) la Reserva Federal subió las clases por lo menos tres ocasiones y los mercados, no obstante, subieron.

¿Por qué razón tiene o no sentido ‘don’t fight the Fed’? Siempre y en todo momento se supone que el análisis de los bancos centrales es superior pues tienen considerablemente más información, pero los desenlaces revelan que su poder de predicción fué disminuyendo desde mediados de los 2000. Aun ciertas conjeturas de ciertos han generado gracietas recurrentes como la situacion del Riksbank sueco que todos los años desde 2011 ha pronosticado una subida de tipos para entonces recortarlos.

¿De qué manera administran los bancos centrales las clases? Salvo que un banco central desee supervisar las clases de interés de los mercados directamente, comprando proporciones gigantes de activos, los causantes usan los alegatos oficiales para mudar el sentimiento de los mercados.

Lo que los banqueros centrales opínan sobre las condiciones económicas y de qué forma podrían perjudicar a los modelos de interés se manifiestan en alegatos y en guías escritas, que proponen optimismo o pesimismo en temas así como el potencial económico en un largo plazo o la seguridad financiera. Bien ejecutadas, esta clase de comunicaciones tienen la posibilidad de remover la necesidad de utilizar cambios en los modelos.

¿Es bueno ‘pelear’ contra la Fed? Para lograr refinar su posicionamiento, los bancos centrales precisan que inversores se posicionen en contra suya en los mercados financieros para lograr reaccionar contra ellos. Como dicen los estadounidenses los usuarios precisan comerciantes y la información que los inversores aguardan en su grupo se revela mediante los costes del mercado.

Algo de tensión entre mercados y bancos centrales es precisa tanto para los inversores para los gobernantes conque quizás ‘don’t fight the Fed’ se logre transformar, en ocasiones, en ‘figh the Fed’.

Por Dani