credit suisse 20230209103814

S&P Global Ratings ha señalado este jueves que, si bien Credit Suisse registró una enorme pérdida en 2022, «estos desenlaces están on-line con las esperanzas«. Además, estiman que las acciones llevadas a cabo por la gerencia en los últimos meses han ayudado a la entidad «a sostener un capital, financiamiento y liquidez sólidos, mitigando los peligros inherentes a la implementación de la novedosa estrategia del conjunto».

Credit Suisse ha anunciado una pérdida de 1.390 millones de francos suizos en el cuarto período de tres meses de 2022 (1.411 millones de euros), lo que ha alto su pérdida de forma anual hasta 7.293 millones de francos (7.392 millones de euros).

A nivel de conjunto, a cierre de 2022, los activos bajo administración se redujeron en un 20%. «Precisamente la mitad de esta disminución se debió al salir de activos netos, y el resto a otros componentes, como los efectos del mercado y del género de cambio», han explicado desde la agencia de calificación.

En el primer mes del año, el conjunto notificó de entradas de depósitos en administración familiar y en Asia-Pacífico, tal como nuevos activos netos en Asia-Pacífico y Swiss Bank. «Desde nuestro criterio, esto señala que las acciones de la gerencia están reduciendo la indecisión del mercado, lo que es primordial para el cambio final del negocio. Más allá de que el índice de cobertura de liquidez mejoró a lo largo de los últimos meses de 2022, en 144 % fue de manera significativa mucho más bajo que los escenarios precedentes al cuarto período de tres meses, lo que resalta la relevancia de que la gerencia tome medidas definitivas auxiliares«, han valorado.

De cara a 2023, desde S&P aguardan que Credit Suisse registre una pérdida de cerca de 1500 millones de francos suizos, como reflejo de inferiores capital por activos reducidos, un mayor coste de financiamiento para las próximas emisiones de 17.000 millones de francos suizos y costos de reestructuración de 1600 millones de francos suizos.

Al tiempo, prevén que la entidad revierta a la generación de activos netos y refuerce y estabilice aún mucho más sus métricas de financiamiento y liquidez. Sin embargo, han puntualizado que ven «peligros auxiliares para nuestras proyecciones de capital y costos de peligro debido al avance económico global adverso. Los peligros de cola asimismo prosiguen atentos de pleitos y también indagaciones regulatorias. Esto puede retar nuestra expectativa de que el conjunto volverá a la rentabilidad marginal en 2024, mientras que prosigue distanciado respecto a sus pares globales«, concluyeron.

Por Dani