Nicolás Correa gana 9,17 millones en 2022 y repartirá un dividendo de 0,23 euros

El conjunto Nicolás Correa ha cerrado el ejercicio 2022 con un beneficio neto un 61% mayor al logrado en 2021. Las ganancias de la compañía han repuntado hasta los 9,17 millones de euros en los últimos 12 meses en frente de los 5,67 millones logrados en el periodo previo.

La cartera amontonada durante 2021 y la fuerte entrada registrada en nuestro 2022, dejó a la firma burgalesa cerrar el ejercicio con una con una cifra de negocios afianzada de 98,2 millones de euros, lo que piensa un incremento del 28% respecto al ejercicio previo.

“Este incremento de volumen permitió al conjunto compensar en su cuenta de desenlaces, el encontronazo de las tensiones inflacionarias que ya están, los inconvenientes globales de suministro, la escalada de los costos de la energía, específicamente el gas, y la presión de una política monetaria cada días un poco más restrictiva”, han explicado.

Además, el conjunto Correa consiguió sobrepasar sus escenarios de rentabilidad del ejercicio previo, en tanto que el resultado bárbaro de explotación (EBITDA) fué 10,9 millones de euros, un 21% mucho más que en el año previo. Esta intensidad ubica la ratio EBITDA sobre capital en el 11%, sobre la rentabilidad media del campo.

El Ejercicio se ha cerrado, además de esto, con una cartera de pedidos en escenarios récords, que sube a 93,9 millones de euros, un 14% mayor a la que el conjunto tenía el año previo. Esta cantidad de cartera provoca que Nicolás Correa tenga prácticamente completa la producción para el ejercicio 2023 y cuente aun con pedidos para el ejercicio 2024.

A nivel comercial, la relevancia de la actividad exportadora de la compañía todavía es clave, en tanto que representa mucho más del 92% de su volumen de facturación, con una diversificación geográfica esencial. “La diversificación sectorial cobra en estos instantes particular importancia, y el Conjunto va a centrar sus sacrificios primordialmente en tres ámbitos en los que la actividad está repuntando, Defensa, por fundamentos obvios, Energías Renovables y Nuclear, ya que buscar elecciones a los comburentes fósiles es el día de hoy una prioridad en todo el mundo, y Aeronáutica, que, si bien mucho más con timidez que ámbas precedentes, comienza a remontar tras años de desierto”, han explicado desde la compañía burgalesa.

“Los negocios del conjunto siguen provocando un sólido ‘cash flow’ operativo que le permitió proseguir con su deber de remuneración a los inversionistas, asi como continuar con los proyectos de inversión para progresar las habilidades productivas del conjunto Correa, que sostiene su estrategia de desarrollo sólido, productivo y sostenido en el tiempo”, han correcto.

Además, la compañía planteará a la junta general de inversionistas el reparto de un dividendo de 0,23 euros por acción, lo que piensa un incremento de un 15% respecto al ejercicio previo.

Carmen Pinto, consejera encargada del conjunto, ha señalado que “tras haber festejado en este 2022 nuestro 75 aniversario como compañía, pudimos comprobar nuestra historia con enorme orgullo, por lo logrado y por la educación de todo y de todos y cada uno de los que hasta aquí nos hicieron llegar, pero más que nada por poder enfrentar, pese a vivir tiempos de enorme inestabilidad y también indecisión, el futuro con ilusión”.

Por Dani