ep boeing 777 freighterfedex

La compañía de transporte FedEx, vieja Federal Express, subió un 3,43% en la sesión de este miércoles de Wall Street tras subir su previsión de recorte de costos de cara a 2023, en un contexto que va a estar marcado por una menor demanda y un menor desarrollo económico.

La compañía presentó este martes, tras el cierre de mercado, un beneficio de 815 millones de dólares americanos en el segundo período de tres meses fiscal de su ejercicio 2023, semejante a un beneficio por acción (BPA) de 3,18 dólares americanos, un número que superó extensamente el pronóstico de 2,84 dólares americanos.

Sin embargo, sus capital cada tres meses cayeron un 3%, hasta 22.800 millones de dólares estadounidenses, bastante bajo los 23.900 millones pronosticados.

La razón para argumentar las subidas del valor es que FedEx elevó en 1.000 millones de dólares americanos su previsión de recorte de costos para el ejercicio 2023.

«FedEx está priorizando acciones para achicar de forma rápida los costos y alinearlos con un volumen mucho más enclenque de lo que se espera. La compañía identificó un ahorro de costos agregada de 1.000 millones de dólares americanos en frente de su pronóstico de septiembre, y en este momento espera producir ahorros de costos totales para el año fiscal 2023 de precisamente 3.700 millones con relación a su plan comercial inicial para el año fiscal 2023″, explicó la compañía en su comunicado sobre desenlaces.

El conjunto explicó que se encara a «un ambiente de demanda mucho más enclenque, especialmente en FedEx Express«, en expresiones de Raj Subramaniam, su presidente y asesor. En este sentido, el directivo añadió que «nuestras ganancias superaron nuestras esperanzas en el segundo período de tres meses, impulsadas por la ejecución y aceleración de nuestros violentos proyectos de reducción de costos«.

En este sentido, la compañía apuntó que a lo largo del período de tres meses incorporó «acciones de reducción de costos auxiliares para atenuar el encontronazo de las disminuciones de volumen, incluidos cambios estructurales en internet aérea y el estacionamiento temporal de aeronaves«.

El mes pasado de septiembre, FedEx se hundió en bolsa tras sacar sus previsiones para 2023 y comunicar esenciales recortes de costos, gracias a la debilidad en el volumen global de envíos. La compañía se considera entre los primordiales termómetros para medir la salud de la economía estadounidense.

Por Dani