Un trabajador de la construcción, en Lleida.

La inversión inmobiliaria ha experimentado una notable transformación en la última década en España. Según el último estudio realizado por el Índice Inmobiliario, Fotocasa, el plazo medio para rentabilizar una vivienda de segunda mano ha disminuido notablemente, pasando de 21 años en 2013 a 16 años en 2023. Este cambio representa una reducción de 5,2 años en el tiempo necesario para empezar a obtener beneficios de una propiedad.

El estudio también revela que en ninguna comunidad autónoma se tardó más de 20 años en pagar una vivienda en 2023, un indicativo de la evolución positiva del mercado inmobiliario español. En términos generales, los españoles han pagado una media de 176.248 euros por una vivienda de 80 metros cuadrados en 2023, lo que equivale a 2.203 euros por metro cuadrado. Esta cifra contrasta con los 138.439 euros (1.730 euros por metro cuadrado) que debían pagar de media en 2013. Sin embargo, existen diferencias entre territorios.

El estudio de Fotocasa señala que las comunidades autónomas donde los residentes tardarán más años en pagar lo invertido en 2023 son: Baleares (19,0 años), Madrid (18,1 años), La Rioja (17,0 años), País Vasco (16,8 años), Galicia (16,6 años) y Andalucía (15,8 años). En el caso de Baleares, los compradores de una vivienda como inversión en 2023 tardarán una media de 19 años (frente a los 22 años en 2013) para pagar lo invertido, abonando de media 307.742 euros por un piso de 80 metros cuadrados.

Por otro lado, el portal inmobiliario destaca que Cantabria es la Comunidad que más ha reducido el tiempo para rentabilizar una vivienda en los últimos diez años, pasando de 24,4 años en 2013 a 13,6 años en 2023. Sin embargo, la directora de Estudios y portavoz de Fotocasa, María Matos, advierte de que en los últimos años se necesitaban 15 años para llegar a obtener beneficios de una vivienda, periodo que en 2023 se ha visto incrementado en un año.

Catalunya es otra de las comunidades en las que han bajado sensiblemente los años para pagar la inversión en una vivienda de segunda mano. De los 21,6 años que se tardaba en 2013, en la actualidad en tan sólo 14,4 años la vivienda queda libre de cargas, lo que supone 7,2 años menos que hace una década.

En cuanto a las capitales de provincia, las que presentan un tiempo de pago mayor a 15 años en 2023 son: Sevilla (16,7 años), Cuenca (16,7 años), Girona (16,5 años), Oviedo (16,4 años) y Cáceres (16,3 años). Sin embargo, Fotocasa destaca que sólo cinco ciudades superan más de 20 años para pagar una vivienda como inversión: San Sebastián (25,3 años), Pamplona (22,1 años), A Coruña (21,6 años), Madrid (21,2 años) y Cádiz (20,7 años).

En contraste, Orense es la ciudad que ha reducido más el tiempo en pagar lo que ha invertido en los últimos diez años, alcanzando 18,5 años en 2023 frente a los 30,3 años en 2013. Por último, en cuanto a las capitales de provincia catalanas, en Barcelona se paga lo invertido en 17,6 años, mientras que en Girona en 16,5 años; 14,1 años en Lleida y en Tarragona en sólo 12,8 años.

Por Dani