vacuna biontech

La farmacéutica BioNTech anunció este viernes un convenio estratégico con el Gobierno de Reino Unido para apresurar los ensayos clínicos de la vacuna para el cáncer, con el propósito de administrársela a 10.000 pacientes para objetivos de 2030, «así sea en ensayos clínicos o como tratamientos autorizados». Además de esto, la compañía ha señalado que tiene pensado comenzar las pruebas en pacientes en la segunda mitad del año.

«Los próximos pasos de la colaboración van a ser la selección de aspirantes, sitios de prueba y la puesta en marcha de un plan de avance con el propósito de estar listo para anotar al primer tolerante con cáncer en la segunda mitad de 2023″, ha señalado la compañía.

El acuerdo estratégico de colaboración se extenderá por múltiples años mediante tres pilares: inmunoterapias contra el cáncer fundamentadas en ARNm u otras clases de medicamentos, vacunas contra patologías infecciosas y también inversiones para expandir la huella de BioNTech en el Reino Unido como entre los mercados clave de la compañía.

«Nuestro propósito es apresurar el avance de inmunoterapias y vacunas usando tecnologías que estuvimos estudiando a lo largo de mucho más de 20 años. La colaboración cubrirá múltiples géneros de cáncer y anomalías de la salud infecciosas que afectan colectivamente a cientos y cientos de miles de individuos en el mundo entero. Si tiene éxito, esta colaboración tiene el potencial de progresar los desenlaces para los pacientes», ha asegurado Ugur Sahin, directivo ejecutivo y cofundador de BioNTech.

La compañía tiene planeado invertir en un centro de investigación y avance del Reino Unido en Cambridge con una aptitud aguardada de sobra de 70 científicos «enormemente cualificados», aparte de hacer mas fuerte su presencia en el país a través de la creación de una sede regional en Londres para ofrecer cabida a los usados en funcionalidades de acompañamiento globales y regionales, incluyendo las normativas, médicas, de propiedad intelectual y legales.

Por Dani