BBVA emite deuda senior no preferente por 1.000 millones con vencimiento en 2031

BBVA ha publicado este martes una emisión de deuda sénior no preferente por importe de 1.000 millones de euros, a un período de 8 años, con vencimiento en el mes de enero de 2031 y opción de amortización en el séptimo año, en lo que piensa la primera emisión del conjunto en 2023 y la primera emisión de deuda sénior no preferente de un banco español este año, según informó la compañía.

La entidad bancaria logró atraer demanda por 2.400 millones de euros, en un libro «enormemente diversificado», con mucho más de 170 órdenes. Desde el criterio geográfico, un 30% de la demanda vino desde Francia, un 23% desde Reino Unido y también Irlanda, y un 22% desde Alemania y Suiza.

Los bancos colocadores son BBVA, Barclays, BNP Paribas, Crédit Agricole y J.P. Morgan. El bono cotizará en el Euronext Dublin’s Regulated Market y se emitió bajo legislación de españa. Esta emisión está alineada con el plan de financiación de BBVA para 2023.

En 2022, BBVA efectuó un total de 6 emisiones públicas de deuda: una emisión de deuda sénior no preferente por un total de 1.000 millones de euros; una de deuda sénior preferente, en 2 tramos, por un volumen total de 1.750 millones de euros; otra de deuda sénior no preferente en 2 tramos, emitida en dólares americanos; una deuda sénior preferente por 1.250 millones de euros; y 2 emisiones con sello ‘verde’, una en el mes de octubre de 1.250 millones de euros en deuda sénior preferente y otra en el mes de noviembre, de 425 millones de francos suizos en un bono sénior preferente.

También, el año pasado el banco efectuó múltiples emisiones privadas de deuda sénior preferente, por un importe total de 1.065 millones de euros.

Por Dani