petroleocbdolar

Visibles subidas de sobra del 2% en el petróleo. El barril de West Texas Intermediate alcanzó los 80 dólares estadounidenses, al paso que el crudo Brent, de referencia en Europa, llegó a los 86,5 dólares americanos una vez que Rusia haya comunicado un considerable recorte de la producción desde marzo.

Según anunció Alexander Novak, viceprimer ministro ruso, el segundo mayor exportador de crudo petróleo de todo el mundo tras Arabia Saudita recortará su producción en 500.000 barriles diarios desde marzo como contestación a las sanciones occidentales pactadas por el G7, Australia y la Unión Europea.

“Desde el día de hoy, nos encontramos vendiendo en su integridad todo el volumen de petróleo producido, no obstante, como se ha dicho previamente, no vamos a vender petróleo a esos que directa o de forma indirecta se adhieran a los principios del encuentre de costos. En este sentido, Rusia reducirá de forma voluntaria la producción en 500.000 barriles diarios en el mes de marzo. Esto contribuirá al restablecimiento de las relaciones de mercado”, ha subrayado Novak en un aviso recogido por la agencia ‘Reuters’.

En todo el último período de tres meses, los asociados occidentales acordaron imponer un encuentre de 60 dólares americanos el barril al crudo ruso que entró en vigor el pasado 5 de diciembre. Las medidas procuran menguar el poder económico de Moscú y disminuir su aptitud económica para proseguir con la invasión de Ucrania, la que cumplirá un año de su comienzo el próximo 24 de febrero.

La Unión Europea llegó después al acuerdo gracias a las renuencias de Polonia y los países bálticos, pero alcanzó un acuerdo para fijar en 57 euros el valor de compra del crudo ruso el pasado 2 de diciembre. Además, los Veintisiete acordaron un mecanismo corrector y prohibieron la adquisición de petróleo ruso desde el pasado 5 de febrero. Por su parte, Rusia prohibió la exportación a países que aplicasen medidas afines y ha estudiado imponer un “precio mínimo” a su petróleo.

“Rusia cree que el mecanismo de ‘costes máximos’ en la venta de petróleo y artículos petrolíferos rusos es una injerencia en las relaciones de mercado y una continuación de la política energética destructora de los países del colectivo occidental”, ha sentenciado Novak.

La última enorme caída de la producción rusa de petróleo se causó en el mes de abril, en el momento en que se cayó prácticamente un 9% tras la introducción de las sanciones occidentales por Ucrania. Desde ese momento, Rusia consiguió entablar otros pactos de venta de petróleo, más que nada en Asia y en China.

La resolución de Rusia de cortar la producción de petróleo se llega nueve días una vez que la Orgazación de Países Exportadores de Petróleo y sus socios (OPEP+), del que Rusia forma parte, respaldara la presente política de producción del conjunto de productores de petróleo, dejando en vigor los recortes de producción pactados el año pasado.

Por otra parte, los últimos datos de inventarios de petróleo en USA hicieron saltar las alarmas frente a una viable ralentización de la mayor economía de todo el mundo, en tanto que las existencias de crudo alcanzaron su nivel mucho más prominente desde junio de 2021. Por su parte, Arabia Saudita decidió acrecentar los costos oficiales de venta de crudo a Asia, como señal de una restauración de la demanda en China.

Por Dani