S&P reduce el precio del gas en Europa y EEUU por la "equilibrada oferta y demanda"

Tras un 2022 de indecisión y de muy, muy altos costes, el gas volvió a escenarios no vistos desde diciembre de 2021 y enero del año pasado: los futuros de febrero en el mercado TTF cotizan este martes a 70 euros el megavatio hora. La situación cambió tan radicalmente que S&P Global Ratings ha achicado su previsión de costos para Europa y USA basándose en una “oferta y demanda mucho más balanceada”.

“En este momento usamos una hipótesis de transferencia de títulos (TTF) de 30 dólares americanos por millón de entidades térmicas británicas (mmBtu) para el resto de 2023, en frente de 40 dólares estadounidenses/mmBtu. Nuestras hipótesis de costes TTF para 2024 y 2025 se sostienen sin cambios”, comentan desde la firma neoyorquina.

Entre otros muchos causantes, indican, los presuntos de costos mucho más bajos reconocen la “reducción importante” en los costos ‘spot’ y futuros del mercado. “En nuestras previsiones financieras para productores y usuarios, tenemos en cuenta contratos y costos que no están vinculados a puntos de referencia, como Henry Hub (mercado estadounidense) y TTF”, señalan desde S&P Global Ratings.

En lo que se refiere al mercado estadounidense, la calificadora cree un precio Henry Hub de 4 $/mmBtu para el resto de 2023, en frente de los 4,25 $/mmBtu precedentes. “Nuestras hipótesis para 2024 y 2025 se sostienen sin cambios”, concluyen.

“Los mercados de europa se combaten en este momento a un subconsumo masivo, conjuntado con un exceso de oferta, ha señalado Niek van Kouteren, operador primordial de la compañía energética de holanda PZEM NV. Según este especialista, “el almacenaje volvió a llenarse en ámbas últimas semanas”.

En las últimas semanas, la abundante oferta de gas natural licuefactado (GNL), con la llegada del primer cargamento terminado a la novedosa terminal de importación alemana de Wilhelmshaven, asimismo mantuvo los costes bajo control; la temperatura mucho más alta de lo común en esta temporada del año en Europa asimismo ha ayudado en este frente. Por su lado, el canciller alemán Olaf Scholz ha asegurado que estas novedosas instalaciones hacen “que Alemania y Europa sean independientes del gas ruso en un largo plazo”.

Además, la asociación de operadores alemanes de sistemas de almacenaje de gas y también hidrógeno (INES) ha publico este martes un informe en el que afirman que Alemania va a ser con la capacidad de pasar el invierno con bastante gas en sus tanques, aun si atraviesa una ola de frío “extrema” en las próximas semanas.

“Por el momento no hay fundamentos para tener miedo una escasez de gas. Si sigue el presente ahorro de consumo, Alemania va a pasar bien el invierno”, aseguró Sebastian Bleschke, directivo de INES. Según esta asociación, en el caso de que las condiciones meteorológicas se contengan equilibrados, Alemania va a llegar en el final del invierno con los tanques de almacenaje llenos al 65%. Según datos de Gas Infrastructure Europe, registrados en la interfaz Agreggated Gas Storage Inventory (AGSI+), el almacenaje alemán está al 91% de su aptitud en estos instantes.

Cabe rememorar que los Veintisiete llegaron el pasado 19 de diciembre a un convenio para imponer un encuentre al precio del gas para resguardar a compañías y usuarios de costes exageradamente altos. El llamado mecanismo de corrección se activará en el momento en que el megavatio hora pase los 180 euros en el mercado TTF y se genere una diferencia de cuando menos 35 euros con los mercados de todo el mundo. La herramienta se empezará a utilizar desde el 15 de febrero de 2023.

Por Dani