sam bankman fried 20221129130521

sam bankman fried 20221129130521

Sam Bankman-Fried, dueño de la interfaz FTX cuya quiebra ha provocado una debacle en el planeta de las criptodivisas, charló este miércoles en una entrevista telemática en ‘The New York Times’ (NYT) y reconoció que «metió la pata», si bien aseveró que «jamás procuré cometer un estafa».

Bankman-Fried se aferró a la narrativa de que el colapso de FTX fue el resultado de una caída intempestiva del mercado y sostuvo que no ha cometido ningún delito a propósito. De este modo, mencionó que no posee «prácticamente nada» y que no ha escondido ningún fondo, y que le queda una tarjeta de crédito que marcha.

Bankman-Fried reconoció que sus abogados no han apoyado su resolución de charlar, pero decidió sentarse para la entrevista. «Tengo el deber de charlar y argumentar lo que pasó», apuntó.

FTX.com y FTX US, propiedad de Bankman-Fried, llegaron a estar valoradas en un total de 40.000 millones de dólares estadounidenses, pero las entidades se acogieron a la protección por quiebra del Capítulo 11 a inicios del mes en curso, tras ponerse de manifiesto irregularidades en el cómputo de la rama comercial de FTX, Alameda Research. Los métodos judiciales preliminares revelan que una cantidad enorme de millones de dólares estadounidenses en fondos de clientes del servicio de FTX prosiguen sin manifestarse.

Una teoría es que Bankman-Fried trasfirió inadecuadamente esos fondos entre la bolsa FTX y Alameda, y que los dilapidó a través de una sucesión de malas operaciones. En el momento en que Andrew Ross Sorkin, periodista de NYT, le preguntó reiteradamente si había tomado inapropiadamente los depósitos de los clientes del servicio y los había prestado a Alameda, Bankman-Fried mencionó que «no mezcló los fondos a propósito».

En el momento en que le preguntó sobre su porvenir y si tiene alguna compromiso penal, Bankman-Fried se mostró contrariado: «En lo personal no pienso que… no es en lo que me estoy centrando».

«Va a haber un instante y un espacio para meditar en mí y en mi futuro», ha dicho Bankman-Fried. «He tenido un mes malo. En este preciso momento, eso no es lo que importa aquí».

Por Dani