secteur-manufacturier

El ámbito manufacturero español sigue en el mes de noviembre en territorio de contracción al unísono que prosigue ensayando condiciones operativas desafiantes en un contexto de elevada inflación, géneros de interés en incremento y también indecisión geopolítica. Por el contrario, y a pesar de que los costos prosiguieron incrementando sensiblemente, la inflación de los costos se atenuó claramente.

De esta manera lo apunta el Índice PMI del ámbito manufacturero español, elaborado por S&P Global, que se sostuvo bajo el nivel de sepa de cambios de 50 por quinto mes consecutivo en el mes de noviembre. Al situarse en 45,7, en frente de 44,7 registrado en el mes de octubre, el índice apunta un ritmo mucho más retardado de contracción, que de cualquier manera fue marcado.

Como comentan, la lectura históricamente enclenque del PMI se vio apuntalada por una exclusiva caída de la producción manufacturera, y noviembre fué el tercer mes consecutivo en que la producción ha caído. La última contracción estuvo nuevamente íntimamente relacionada con una disminución de los volúmenes de nuevos pedidos, que se redujeron por sexto mes consecutivo. Hubo nuevamente reportes extendidos de inestabilidad del mercado, puesto que la alta inflación deterioró la aptitud de compra y provocó otra caída de la demanda, hecho recurrente en los mercados nacionales y también de todo el mundo. Los nuevos pedidos para exportaciones cayeron a un ritmo afín de fuerte al de los recientes pedidos en suma, y se redujeron por noveno mes consecutivo.

Persiste la preocupación entre los desarrolladores españoles de que estas condiciones económicas desafiantes prosigan a lo largo de los próximos meses. Consecuentemente, la seguridad más adelante fue de nuevo enclenque y se situó muy bajo su media histórica.

La elevada inflación todavía es entre los causantes que están afectando la seguridad, si bien hubo ciertas novedades parcialmente positivas sobre la inflación en el mes de noviembre, en tanto que los costos de los insumos aumentaron a su ritmo mucho más retardado en un par de años. Se notificó que los distribuidores están bajo presión a fin de que repercutan a sus clientes del servicio la disminución del precio de las materias primas de la cadena de suministro, más allá de que se debe tomar en consideración que los costos relacionados con la energía, la electricidad y el transporte se sostuvieron superiores. Consecuentemente, las compañías manufactureras españolas siguieron incrementando marcadamente sus costos cobrados.

El bien difícil ambiente del mercado y las perspectivas dudosas para los próximos 12 meses hicieron que las compañías recortaran sus ocupaciones de compra en el mes de noviembre. Las compras se redujeron por sexto mes consecutivo y el ritmo de contracción fue el mucho más pronunciado en un par de años y medio. Las compañías comentaron que tuvieron escasas pretensiones de obtener nuevos insumos y apuntaron que usaron los stocks de materias primas siempre y cuando fue viable, lo que, consecuentemente, logró que estos disminuyeran por tercer mes consecutivo. Los stocks de artículos finalizados en los guardes asimismo se redujeron en el mes de noviembre, por segundo mes consecutivo.

Asimismo hubo una disminución en las cantidades del empleo en el mes de noviembre. Los últimos datos marcaron el quinto mes consecutivo en que la dotación de personal ha caído, si bien el ritmo de contracción se atenuó desde octubre. Las inferiores pretensiones de producción y la disminución de las ventas, aparte del exceso de aptitud, subrayado por una exclusiva reducción de los pedidos por llenar, tuvieron un encontronazo en las plantillas.

En S&P Global Market Intelligence comunican que, «en el contexto de elevada inflación, géneros de interés en incremento y también indecisión geopolítica, la economía manufacturera de España continuó tolerando frente a la fuerte caída de los escenarios de producción y de los recientes pedidos en el mes de noviembre. Consecuentemente, las compañías prosiguieron preparándose para enfrentar inconvenientes venideros en la mitad de la tormenta económica, y respondieron recortando la actividad de compras, el empleo y los inventarios siempre y cuando fue viable».

«Sin embargo, hubo ciertas novedades positivas, puesto que la caída de los costes en los eslabones precedentes de la cadena de suministro empezó a moverse a los costos de los insumos de los desarrolladores. A pesar de que los costos prosiguieron incrementando sensiblemente, la inflación de los costos se atenuó claramente hasta lograr el nivel mucho más bajo en un par de años, ofreciendo promesa de que de generarse una recesión en el ámbito, esta va a ser menos profunda y mucho más corto de lo que quizás se temía a inicios de año», agregan.

Por Dani

You missed

La Mutua Madrileña, un actor dominante en el sector de seguros en España, ha demostrado un rendimiento impresionante en el primer semestre, lo que se refleja en su crecimiento del 11% en primas No Vida. Este aumento es una prueba de que la compañía sigue siendo un pilar fuerte en el sector del seguro, a pesar de los desafíos económicos y la incertidumbre persistente causada por la pandemia del Covid-19.

Este crecimiento del 11% se traduce en un aumento significativo en las primas No Vida, que incluyen seguros de automóviles, seguros de hogar, seguros de salud, seguros de accidentes y seguros de responsabilidad civil, entre otros. A pesar de las dificultades económicas generales, la Mutua Madrileña ha logrado mantener un crecimiento constante en este segmento, demostrando su resiliencia y capacidad para adaptarse a un entorno empresarial volátil y en constante cambio.

Este logro es aún más impresionante, dado que la pandemia ha provocado una disminución general en la demanda de seguros, particularmente en el sector de seguros de automóviles, debido a las restricciones de movimiento y la disminución de los desplazamientos diarios. Sin embargo, la Mutua Madrileña ha logrado mantener su crecimiento en este sector, lo que indica su capacidad para ofrecer productos de seguros atractivos y competitivos que satisfacen las necesidades cambiantes de sus clientes.

Además de su crecimiento en el segmento de primas No Vida, la Mutua Madrileña también ha logrado mantener un sólido rendimiento en otras áreas de su negocio. La compañía ha mantenido una alta retención de clientes, lo que indica un alto nivel de satisfacción del cliente y confianza en la marca. Esto ha sido esencial para mantener la estabilidad de la compañía durante estos tiempos inciertos.

El crecimiento de la Mutua Madrileña también puede atribuirse a su enfoque en la innovación y la digitalización. La compañía ha invertido significativamente en tecnología para mejorar su servicio al cliente y optimizar sus operaciones internas. Esto ha permitido a la compañía ofrecer un servicio más rápido y eficiente, lo que ha sido esencial para atraer y retener a los clientes en un entorno empresarial cada vez más digital.

Este crecimiento en las primas No Vida también ha sido impulsado por la estrategia de diversificación de la compañía. La Mutua Madrileña ha ampliado su cartera de productos para incluir una gama más amplia de soluciones de seguros, lo que le ha permitido atraer a una base de clientes más amplia y diversificada. Esto ha sido crucial para impulsar el crecimiento de la compañía en el primer semestre.

Este sólido rendimiento en el primer semestre es una señal positiva para la Mutua Madrileña, ya que se prepara para el resto del año. A pesar de los desafíos que se avecinan, la compañía está bien posicionada para mantener su crecimiento y continuar ofreciendo productos de seguros de alta calidad a sus clientes.

En conclusión, el crecimiento del 11% de la Mutua Madrileña en primas No Vida en el primer semestre es un testimonio de la fortaleza y resiliencia de la compañía. A pesar de los desafíos económicos y la incertidumbre causada por la pandemia, la compañía ha demostrado su capacidad para adaptarse y prosperar. Con su enfoque en la innovación, la digitalización y la diversificación, la Mutua Madrileña está bien posicionada para continuar su crecimiento en el futuro.

Las computadoras y la tecnología han revolucionado la forma en que operamos en la actualidad. Sin embargo, de vez en cuando, incluso estas poderosas herramientas tecnológicas pueden fallar y causar daños significativos. Uno de estos incidentes recientes es el fallo de Windows que ha causado una caída informática global. Este artículo proporcionará una guía paso a paso sobre cómo arreglar este problema.

La falla de Windows que ha causado este desastre informático global es un fallo notable que ha dejado a varias empresas y usuarios individuales en una situación difícil. Este fallo ha afectado a varios sistemas operativos Windows en todo el mundo, causando interrupciones importantes en varias operaciones diarias. Desde el bloqueo de aplicaciones hasta la pérdida de datos cruciales, este fallo ha causado grandes problemas a los usuarios de Windows.

Pero, ¿qué causó exactamente este fallo? Se cree que el problema proviene de una actualización reciente de Windows. En lugar de mejorar el rendimiento del sistema como se esperaba, la actualización presentaba errores que causaban problemas de rendimiento y otros problemas más graves, como la pérdida de datos y el bloqueo de sistemas.

Afortunadamente, hay formas de solucionar este fallo de Windows. Aquí se describen algunos pasos que puedes seguir para corregir este fallo y devolver tu sistema a su funcionamiento normal.

El primer paso para solucionar el fallo de Windows es identificar el problema. Esto puede ser complicado, ya que el fallo puede manifestarse de varias formas. Algunos usuarios pueden experimentar bloqueos frecuentes de la aplicación, mientras que otros pueden perder datos importantes. Por lo tanto, es esencial identificar cómo afecta el fallo a tu sistema.

Una vez que hayas identificado el problema, puedes empezar a abordar el fallo de Windows. Una de las formas más efectivas de hacerlo es desinstalando la actualización problemática. Windows permite a los usuarios desinstalar las actualizaciones recientes, que pueden ser la causa del problema. Sin embargo, este proceso puede ser complicado y requiere un cierto grado de conocimientos técnicos.

Para desinstalar una actualización, primero debes abrir el panel de control de Windows. A continuación, selecciona «Programas y características» y luego «Ver actualizaciones instaladas». Busca la actualización problemática, selecciona «desinstalar» y sigue las instrucciones en pantalla.

Si este proceso no soluciona el problema o si no te sientes cómodo desinstalando las actualizaciones tú mismo, puedes optar por la restauración del sistema. Esta es una función integrada en Windows que permite a los usuarios revertir su sistema a un punto anterior en el tiempo.

Para utilizar la restauración del sistema, primero debes acceder al menú de inicio de Windows. Luego, escribe «restauración del sistema» en la barra de búsqueda y selecciona la opción correspondiente. A continuación, sigue las instrucciones en pantalla para seleccionar un punto de restauración y revertir tu sistema a ese punto.

Es importante tener en cuenta que la restauración del sistema puede no ser una opción si no tienes puntos de restauración establecidos previamente en tu sistema. Además, la restauración del sistema puede no ser efectiva si el fallo de Windows es particularmente grave.

En estos casos, puede ser necesario tomar medidas más drásticas, como la reinstalación de Windows. Este proceso puede ser complicado y lleva tiempo, pero puede ser la única forma de solucionar un fallo grave de Windows.

Antes de reinstalar Windows, es esencial que hagas una copia de seguridad de todos tus datos importantes. Esto se debe a que la reinstalación de Windows borrará todos los datos de tu sistema.

Una vez que hayas realizado una copia de seguridad de tus datos, puedes proceder a reinstalar Windows. Para hacerlo, necesitarás un medio de instalación de Windows, como un DVD o una unidad USB.

Una vez que hayas insertado el medio de instalación, reinicia tu computadora. Cuando tu computadora se inicie, debería arrancar desde el medio de instalación. A partir de aquí, simplemente debes seguir las instrucciones en pantalla para reinstalar Windows.

Es importante tener en cuenta que este proceso puede ser complicado y puede no ser la mejor opción para todos los usuarios. Sin embargo, en algunos casos, puede ser la única forma de solucionar el fallo de Windows.

En conclusión, el fallo de Windows que ha causado una caída informática global es un problema serio que ha afectado a muchos usuarios. Sin embargo, con un poco de paciencia y los pasos correctos, se puede corregir este fallo y devolver tu sistema a su funcionamiento normal. Recuerda siempre hacer una copia de seguridad de tus datos y, si es necesario, no dudes en buscar ayuda profesional.