nueva vladimir putin portada

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, deseó despedir el año con una charla por videoconferencia con uno de sus mayores socios de todo el mundo, el presidente de China, Xi Jinping, a quien aseguró que la relación entre los dos países atraviesa «el más destacable instante de su crónica», según la charla publicada este viernes por nuestro Kremlin.

Putin empezó su intervención refiriéndose al gobernante chino como «amado amigo«, para entonces efectuar un cómputo del año que se marcha y «marcar proyectos para desarrollar las relaciones y la asociación estratégica entre Rusia y China y también canjear puntos de vista sobre los temas de todo el mundo mucho más recientes».

Este vínculo entre los dos países, considera el líder ruso, «superó todas y cada una de las pruebas, probando su madurez y seguridad, y prosigue medrando de manera activa», hasta el punto de que «puede considerarse un modelo de cooperación entre las primordiales potencias en el siglo XXI«.

Los «intensos trueque a dos bandas» proseguirán el año próximo, para el que Putin ha asegurado no tener duda de que van a poder hallarse en persona, en tanto que espera una visita de Xi Jinping a la localidad de Moscú en la primavera de 2023.

«Esto probará a todo el mundo qué fuerte es la amistad ruso-china, y nuestros pactos sobre cuestiones clave. Su visita se transformará en el primordial acontecimiento político del año en las relaciones a dos bandas«, ha aseverado Putin.

Asimismo ha señalado que «Rusia y China han logrado tasas de desarrollo récord en el comercio mutuo«, con un incremento que en 2022 ha rondado el 25%, pese a una situación externa que Putin considera «desfavorable», marcada por «las limitaciones ilícitas y el chantaje patente por la parte de algunos países occidentales».

«El suministro de energía alcanzó escenarios sin precedentes y se están haciendo proyectos conjuntos para añadir aptitud en la producción y refinado de hidrocarburos. En 2022, Rusia se transformó en entre los líderes en exportaciones de petróleo a China», ha añadido.

Rusia ocupa el segundo rincón en concepto de suministro de gas por gasoducto a China y el cuarto en concepto de exportaciones de gas natural licuefactado. En el último mes del año, los abastecimientos superaron los objetivos establecidos diarios en un 18%, y el gobernante ruso espera que esta cantidad prosiga en incremento para 2023.

Putin asimismo se ha referido a los «proyectos simbólicos en infraestructuras de transporte», como los puentes construidos sobre el río Amur.

«Como es natural, la cooperación en tecnología militar y de defensa, que ayuda a asegurar la seguridad de nuestros países y sostener la seguridad en zonas clave, tiene un espacio particular en toda la gama de cooperación ruso-china y en nuestras relaciones. Nuestro propósito es hacer mas fuerte la cooperación entre las fuerzas armadas de Rusia y China», ha concluido.

Por Dani