Malas noticias para los suscriptores de Netflix: se acabó compartir la cuenta en 2023

Netflix va a terminar con las cuentas compartidas en 2023. La interfaz de uso contínuo está resuelta a agarrar la práctica tan popularizada de comunicar la contraseña entre múltiples clientes, en tanto que asegura que esa es la causa de la caída de las subscripciones. Con un panorama nada alentador frente sí (a la disminución de las novedosas altas hay que agregar la caída de las ventajas este año), la compañía va a arrancar medidas enérgicas para supervisar el trueque de claves de acceso.

Desde 2023 Netflix podría soliciar a quienes compartan claves de acceso que paguen un pequeño plus -la interfaz de uso contínuo ahora lo probó como un complemento de 3 dólares americanos en ciertos países-. No obstante, asimismo posiblemente la interfaz sencillamente fuerce a la multitud a crear una cuenta con una segunda cuenta para una suscripción tenuemente mucho más económica de la frecuente, apunta ‘Wall Street Journal’.

Netflix todavía no ha concretado qué medidas va a tomar precisamente, pero sí es obvio que está resuelto a terminar, en este momento sí, con esta práctica. Ahora el mes pasado de octubre mencionó que a inicios de 2023 pondría en marcha «un enfoque reflexivo para hacer monetizable la utilización compartido de cuentas«. Además de esto, no se debe olvidar las expresiones del codirector ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, a inicios del actual año, en el momento en que ha dicho a los altos cargos de la compañía que la pandemia de Covid-19 enmascaraba el inconveniente del empleo compartido de claves de acceso y que habían aguardado un buen tiempo para abordarlo.

Según ha dicho Hastings, 100 millones de espectadores ven contenidos en la interfaz usando las claves de acceso prestadas por familiares y amigos, y eso es algo con lo que hay que terminar. Por este motivo se estima que la interfaz de uso contínuo ponga en marcha la actualización en USA a inicios del año próximo, y que de a poco la vaya ingresando en el resto de todo el mundo, como hizo con otras medidas adoptadas últimamente, como la suscripción con propaganda.

En todo caso, es de aguardar que esta medida no siente bastante bien a los individuos, con lo que Hastings ahora dijo que es esencial que Netflix se asegure de trasmitir a los suscriptores cuál es el valor de abonar por los servicios.

Las condiciones de servicio del enorme del uso contínuo hablan de que el abonado que paga por la cuenta debe supervisar los gadgets usados y no comunicar las credenciales de comienzo de sesión. No obstante, la compañía jamás ha aplicado estas condiciones. Netflix logró la visión gordita en el momento en que le iba bien, pero sus recientes inconvenientes le están forzando a localizar novedosas maneras de agregar abonados y también capital.

Además de esto, cabe rememorar que este año Netflix mencionó que las cuentas han de ser compartidas por personas que vivan juntas, y asimismo añadió que aplicaría sus condiciones de servicio basándose en las direcciones IP, los identificadores de usuario de los gadgets y la actividad de la cuenta.

PROBLEMAS EN REINO UNIDO PARA QUIEN COMPARTE CONTRASEÑA

No obstante, para los individuos británicos de Netflix la situación podría complicarse aún mucho más, puesto que el organismo de control del Reino Unido considera ilegal comunicar claves de acceso. Específicamente, la Oficina de Propiedad Intelectual ha anunciado una exclusiva guía adjuntado con el dueño de Fb, Misión, que reza lo siguiente:

«La piratería es un inconveniente esencial para las industrias creativas y del diversión. Pegar imágenes de Internet en tus comunidades sin permiso, o entrar a películas, series o acontecimientos de deportes directamente mediante cajas Kodi, Fire Sticks pirateados o apps sin abonar una suscripción es una infracción de los derechos de creador y puedes estar cometiendo un delito«.

Por Dani