El Ibex abandona la media de 200 sesiones

ep archivo

El Ibex 35 cae con ganas este viernes, prolonga los recortes de la pasada día, pierde el soporte de los 8.200 y pone en riesgo los 8.100 puntos (-1,29%, 8.112 puntos); el selectivo español se dejó un 2,13% en los últimos cinco días. El resto de plazas de europa asimismo cede de manera pronunciada (Dax: -0,67%, Cac: -1,08%, Ftse MIB: -0,16%; Ftse 100: -1,27%) después de los números colorados de ayer. En el selectivo español resaltan los retrocesos en Meliá, Cellnex, Naturgy o Ferrovial, al paso que los bancos son los personajes principales en el lado positivo (CaixaBank, Sabadell, Bankinter…). Repsol fué novedad el día de hoy tras comunicar la adquisición de Asterion Energies por 560 millones de euros, lo que hace más rápido su estrategia en renovables.

Se cierra de esta manera una semana que fué completamente vibrante y que estuvo completamente marcada por la actuación de los bancos centrales. La última, la del Banco Central Europeo (BCE) de este jueves, indudablemente no agradó al mercado: subida de géneros de 50 puntos básicos y una Christine Lagarde combativa sobre los proyectos futuros, lo que provoca que aumente el miedo a una recesión y lo que causó que las plazas del Viejo Conjunto de naciones cerraran con caídas esenciales ayer.

«Es bastante evidente que subidas importantes de las clases de interés de una forma sostenida quiere decir que debemos aguardar subidas de los modelos de interés de 50 puntos básicos en el transcurso de un intérvalo de tiempo de tiempo«, aseveró tajante la presidenta del BCE.

Asimismo Wall Street está tolerando esta semana una vez que la resolución de la Reserva Federal (Fed) y las expresiones de Jerome Powell de un día antes tensionaran del mismo modo al mercado, en tanto que este dejó claro que el banco central estadounidense sostendrá su pelea contra la inflación, lo que hace vaticinar mucho más levantas de tipos.

El Banco de Inglaterra, por su lado, se mostró además belicoso (si bien menos) y adelantó mucho más subidas este jueves.

Todo lo mencionado en su grupo transporta a los inversores a meditar que queda bastante sendero en la guerra contra la inflación y que ese peligro a que se genere una recisión, y a que sea poco a poco más profunda, incrementa.

A las caídas de ayer del otro lado del Atlántico asimismo contribuyeron unos datos macro mucho más enclenques de lo que se espera. Las ventas minoristas descendieron mucho más de lo pensado en el mes de noviembre (un 0,6% por mes, en oposición al 0,1% que preveía el consenso).

El día de hoy los inversores prosiguen conociendo datos macro importantes. Como conclusión a una semana que estuvo infestada de citas fundamentales, se han anunciado los PMI adelantados de diciembre del campo manufacturero y servicios. Además de esto, asimismo se anunció el IPC de la eurozona de noviembre, que baja por vez primera en 17 meses, hasta el 10,1%, si bien cae menos de lo adelantado por Eurostat.

¿A POR LOS 8.000?

El Ibex ha perdido este viernes el soporte de los 8.200 puntos, costos en donde está la media de 200 sesiones.

«Ojo al abandono de este nivel de costes puesto que podríamos terminar observando una extensión de las caídas hasta el nivel de los 8.000 puntos«, advierte César Nuez, analista de Bolsamanía.

Pese a todo, Nuez apunta que el aspecto técnico del Ibex todavía es bueno, más allá de que, no observaremos una señal de fortaleza al tiempo que se sostenga cotizando bajo los 8.469 puntos. En un medio plazo la resistencia clave está en los 8.540 puntos.

OTROS MERCADOS

El euro se cambia a 1,0617 dólares americanos (-0,08%). El petróleo pierde un 2,8%. El Brent se ubica otra vez bajo los 80 dólares estadounidenses (78,68 dólares estadounidenses) y el WTI en 73,99 dólares estadounidenses.

El oro sube tenuemente (1.799 dólares americanos) y la plata se deja un 0,2% (23,24 dólares estadounidenses).

El bitcoin cede un 3,2% (16.858 dólares americanos) y el ethereum pierde un 6,3% (1.191 dólares estadounidenses).

La rentabilidad del bono americano a 10 años se ubica en el 3,49%.

Por Dani