ep imagen de una inmobiliaria

ep imagen de una inmobiliaria

Por el momento no vale la estrategia tradicional de «obtener y sostener». En un contexto de géneros de interés en alza, entender de qué manera hallar, elegir y administrar los inmuebles correctos para producir unos desempeños atractivos ajustados al peligro se está transformando de nuevo en una sección fundamental del éxito de una estrategia de inversión inmobiliaria. En este momento lo que se transporta es «obtener y administrar».

Hasta la actualidad, en un ambiente de géneros de interés en descenso, aun los valores de los activos no confrontados aumentaban por el hecho de que los modelos de interés mucho más bajos hacían subir su valor de mercado. Sin embargo, los modelos de interés dejaron de bajar. «La estrategia tradicional de obtener y sostener ha perdido su situación competitiva frente obtener y administrar.

Es lo que expresa Olafur Margeirsson, responsable de Global Real Estate Research en Credit Suisse Asset Management en un análisis sobre el ámbito inmobiliario en el que se apunta que cada vez es más esencial en el momento de escoger inversiones inmobiliarias para detectar ocasiones y atenuar peligros.

Estamos en un ámbito de subida de las clases de interés y peligro de recesión que está afectando a la seguridad de los inversores inmobiliarios en el mundo entero. No obstante, más allá de que hay presión sobre los costos de los activos, como la renta variable, los bonos o los recursos inmuebles, en el momento en que la inflación y las clases de interés incrementan, el ámbito inmobiliario puede ver medrar sus capital. Por este motivo, cree que «el ámbito inmobiliario todavía es parcialmente atrayente como clase de activo, singularmente en un ambiente inflacionario».

«Pensamos que el campo inmobiliario puede continuar ofreciendo desenlaces atractivos en un largo plazo ajustados al peligro (ajustados a la inflación). Más adelante, no obstante, el tipo y la localización de un inmueble desempeñarán un papel aún más esencial que anteriormente: las edificaciones no confrontados con una menor demanda de inquilinos van a ver reducir sus desempeños y su valor. Entender exactamente en qué activos invertir va a ser vital para eludir peligros a la baja«, enseña.

Como señala, ya que los alquileres inmobiliarios en Europa de manera frecuente están vinculados al índice local de costes al consumo, «la inflación asimismo puede conducir a mayores capital para los dueños de recursos inmuebles, lo que fortalece el valor de las características». Además de esto, apunta que la actividad de arrendamiento y la demanda de alquiler son parcialmente fuertes, al revés de lo que ocurrió, por poner un ejemplo, a lo largo de la recesión de principios de la década del 2000 y la crisis financiera mundial.

Sin embargo, informa de que las inversiones inmobiliarias corren el peligro de verse perjudicadas por la rápida evolución macroeconómica en un corto plazo. «Al tiempo, los inversores inmobiliarios acostumbran a tener horizontes de inversión en un largo plazo, lo que provoca que sea aún más esencial controlar las megatendencias en un largo plazo que desarrollan desequilibrios entre la oferta y la demanda en ciertos sitios y campos», afirma.

En verdad, se refiere a los desequilibrios entre la oferta y la demanda, que se dan por ciudades y por campos. Y esto dió rincón a una visión distinguida del mercado tanto para el desarrollo del alquiler para los desempeños totales. «En este ambiente es esencial un análisis completo: solo ciertos mercados van a poder prestar desempeños totales que compensen el peligro de los inversores», recalca.

Por Dani