lula, da silva, brasil, presidente

La Bolsa de Brasil recibe con pesimismo la llegada a la presidencia del país de Lula da Silva. Los activos brasileiros caen mucho más de un 4% en la primera día bursátil de 2023, mientras que los inversores examinan las medidas que el nuevo presidente va a poner en marcha para impulsar el desarrollo económico.

En el Ibovespa, el indicio de referencia del mercado bursátil brasileiro, Petrobras y Banco do Brasil lideran las pérdidas. Específicamente, la petrolera de deja un 6,9% en Sao Paulo, al tiempo que la institución financiera recula un 4,8%.

Las pérdidas asimismo se están reflejando en el cable dólar/real, con una depreciación del 1,2%. En este sentido, el dólar es vendido a 5,344 reales, una caída menos acusada debido a que los feriados por Año Nuevo en USA y Reino Unido han achicado la liquidez en los mercados.

Lula da Silva tomó posesión como presidente de Brasil este domingo y a lo largo de su alegato de investidura fortaleció su deber con la pelea contra la desigualdad y el apetito. También calificó las reglas fiscales recientes de «tonterías» y mencionó que los bancos y compañías públicas, van a tener «un papel clave» en el nuevo período económico.

Estas afirmaciones fueron recibidas con preocupación por la parte de los inversores, que se temen que las medidas que ponga en marcha el nuevo presidente disparen la inflación del país, que se situó en el 6% en el mes de noviembre, 5 décimas abajo que la del mes previo.

AMPLIANDO

Por Dani