cbjamie dimon2 short1

cbjamie dimon2 short1

JP Morgan, el banco más esencial estadounidense, ganó 11.000 millones de dólares americanos en el cuarto período de tres meses, semejante a un beneficio por acción (BPA) de 3,56 dólares americanos, cifra que superó extensamente el pronóstico del consenso de 3,10 dólares americanos.

Por su lado, los capital del cuarto período de tres meses aumentaron a un ritmo del 17,9%, hasta 34.500 millones de dólares estadounidenses, cifra que superó levemente los 34.230 millones aguardados por los investigadores.

Tras conocerse estas cantidades, que han incluyendo un encontronazo positivo de 914 millones por venta de acciones de Visa y un encontronazo negativo de 874 millones por pérdidas en inversiones en acciones, las acciones del banco subieron un 2,5% en Wall Street.

Los inversores no han penalizando por último que el banco haya adelantado un margen neto de intereses para 2023 de 73.000 millones de dólares americanos, cifra que se ha ubicado bajo los 74.400 millones aguardados por el consenso. A lo largo del período de tres meses, el margen neto de intereses se disparó un 72%, hasta 20.000 millones.

LAS PREVISIONES DE JAMIE DIMON

Su presidente y asesor encargado, Jamie Dimon, ha señalado que el ratio de rentabilidad ROTCE superó el 20% en el período de tres meses y que la economía de america «sigue fuerte», merced al gasto saludable de usuarios y compañías.

Sin embargo, ha añadido que «aún no conocemos el efecto final de los vientos en contra que vienen de las tensiones geopolíticas, incluyendo la guerra en Ucrania, el estado vulnerable de los recursos de energía y alimentos, y la inflación persistente, que está desgastando el poder de compra y ha alto las tasas de interés».

Dimon asimismo ha citado los efectos todavía no populares de la retirada de estímulos monetarios aplicados por la Reserva Federal (Fed) a lo largo de la pandemia. «Nos sostenemos alarma y nos encontramos dispuestos para cualquier cosa que ocurra», ha añadido el directivo.

OTRAS MÉTRICAS DESTACADAS

Por otra parte, JP Morgan registró costos crediticios de 2.300 millones de dólares estadounidenses en el período de tres meses, con una creación de reservas netas de 1.400 millones y 887 millones relacionados con cargas netas.

La entidad asimismo ha señalado que sus préstamos promedio aumentaron un 6%, mientras que los depósitos promedio bajaron un 4%.

En la división de Banca Corporativa (CCB), los activos de inversión de los clientes del servicio bajaron un 10%. Y en la división de Banca Comercial (CB), los capital salvajes de banca de inversión se cayeron un 52%, hasta 700 millones de dólares americanos.

Para finalizar, en la división de administración de activos (AWM), los activos bajo administración descendieron un 11%, hasta 2,8 billones de dólares americanos.

Por Dani