el PP pide medidas para evitar que los prófugos campen a sus anchas y Vox habla del «casoplón» de Puigdemont

El Partido Popular y Vox en Debate sobre la Reforma de la Euroorden y la Fuga de la Justicia en Europa

En un debate electoral reciente, la candidata del Partido Popular (PP) al Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, hizo un llamado para una reforma en Europa. Esta propuesta se produce para evitar que los «prófugos de la justicia campen a sus anchas», en una referencia clara al líder de Junts, Carles Puigdemont. Entre tanto, Jorge Buxadé, de Vox, criticó duramente a la formación independentista por el espléndido domicilio de su líder.

Este debate electoral fue organizado por RTVE y contó con la participación de principales candidatos de los partidos políticos. PP y Vox aprovecharon esta plataforma para mencionar y criticar al líder independentista. La candidata del PP, Montserrat, afirmó en su primera intervención que desde su partido «defenderán» el Estado de Derecho contra aquellos que entregan España a un «prófugo» de la justicia. Esta declaración se hizo en referencia a los pactos del PSOE con la formación de Puigdemont para la investidura de Pedro Sánchez.

Montserrat también destacó que su partido tiene la intención de «reformar la euroorden para que los prófugos de la justicia no campen a sus anchas». Además, propusieron que el delito de traición sea considerado un eurodelito.

Reacciones a las Propuestas del Partido Popular

Diana Riba, candidata de Ahora Repúblicas, respondió a la propuesta del PP con ironía, cuestionando por qué en el bloque de política exterior se habla de Cataluña. Riba recordó a Montserrat que la Comisión ya se pronunció sobre la euroorden y afirmó que era un sistema que «funcionaba perfectamente y que no aceptaba sus recomendaciones». Alex Sarri, representante de Junts, afirmó que los ‘populares’ «fracasarán» y que no habrá delito de alta traición.

Jorge Buxadé, candidato de Vox, también hizo referencia a Puigdemont, criticando la «mansión de Puigdemont a 20 kilómetros de Bruselas». Buxadé mostró a los espectadores una foto del dirigente catalán con el edificio de fondo, describiendo a Puigdemont como un fugado, un golpista y alguien que ha cometido los mayores crímenes contra la nación y contra los españoles.

En respuesta a la acusación de Buxadé, Alex Sarri, representante de Junts, acusó al candidato de Vox de ser un poco «franquista» con sus acusaciones hacia la vivienda de Puigdemont. Sarri aseguró que la vivienda de Puigdemont se ha pagado con dinero «privado».

Posteriormente, Buxadé criticó al PSOE por haber «entregado el Código Penal a los prófugos» y remarcó que Puigdemont «y todos su compañeros de delito» deberían estar siendo juzgados en los tribunales españoles.

Jordi Cañas, candidato de Ciudadanos, también criticó los pactos con la formación de Puigdemont, reiterando que Europa no es un lugar donde se amnistía a unos delincuentes para embestir a un presidente. Cañas enfatizó que «La Europa que queremos no es un sitio donde por siete votos se amnistía» a unos delincuentes y unos fugados de la justicia.

Aleix Sarri, número 3 en la lista de Junts, lamentó que ni Toni Comín, candidato al Parlamento, ni Puigdemont hayan podido estar en el debate porque corrían el riesgo de ser «encarcelados sin juicio». Sarri consideró que la Ley de Amnistía aprobada por el Congreso es el «símbolo de cómo se tienen que resolver los problemas políticos» y la vio como una oportunidad para que «puedan venir más».

Finalmente, el representante de Junts reiteró que Cataluña «votó para ser un Estado independiente» y pidió al PP que «dejen de hacer el ridículo en todos los tribunales internacionales». «Déjennos en paz, Cataluña es una nación y la independencia de Cataluña es inevitable, si eso es lo que quiere nuestro pueblo», concluyó.