un controle covid 19 a wuhan

un controle covid 19 a wuhan rsz

China anunció a última hora de este lunes que los pasajeros de todo el mundo ahora no deberán pasar cuarentena a su llegada al país (en concreto, a la China continental) desde el 8 de enero. La novedad, que se filtró hace unos días, fué al final confirmada por el Gobierno de Xi Jinping, y ha insuflado nuevos ánimos a unos mercados ávidos de que llegue, al fin, la tan ansiada reapertura del enorme asiático.

Y sucede que eran ahora varios los que demandaban el objetivo, de una vez, de la férrea política ‘cero Covid’ que el país mantuvo desde el principio de la pandemia, hace ahora prácticamente tres años, y que ha causado el cierre de ciudades y centros de trabajo, tal como confinamientos masivos, entre otras muchas cosas, para frenar los contagios de coronavirus.

La resolución sobre los pasajeros de todo el mundo se ha producido una vez que el país relajase asimismo los controles nacionales. Con esta medida se pone fin al abultado de limitaciones que proseguían en vigor. Cabe rememorar que desde marzo de 2020 los pasajeros que llegaban a la China continental debían almacenar cuarentena, comunmente en un hotel designado y a lo largo de 14 días.

Más tarde, ese intérvalo de tiempo de aislamiento comenzó a acrecentar hasta 21 días o aun mucho más para muchos turistas, en dependencia de su sitio de procedencia, antes que China empezara a cortar los tiempos de cuarentena este verano. Hoy día el enorme asiático pide cinco días de cuarentena en una instalación con una central, seguidos de tres días en el hogar, lo que está a puntito de terminar.

Y sucede que desde el próximo 8 de enero los turistas de todo el mundo solo deberían enseñar un resultado negativo en la prueba del virus de las últimas 48 horas. Eso sí, a lo largo del vuelo los usuarios deberían proseguir llevando mascarilla.

De este modo lo ha notificado la Comisión Nacional de Salud de China, que asimismo ha comunicado que desde el 8 de enero las autoridades van a dejar de llevar a cabo un rastreo ajustado de los contactos íntimos de los pacientes de Covid. Y otras medidas que van a entrar en vigor ese día son las próximas: se van a dejar de designar zonas de peligro de Covid y se anularán las medidas de Covid que estuvieron ralentizando la importación de mercancías.

Las autoridades asimismo han afirmado que se van a mejorar los trámites de visado a fin de que los extranjeros logren ingresar en el país para reanudar su trabajo, negocios, estudios, visitas a familiares y otros encuentros. También, la aptitud de los ciudadanos chinos para viajar al extranjero se «reiniciará de forma organizada», si bien no hay un calendario preciso para esto.

Según Stephen Innes, colega directivo de SPI Asset Management, «si bien el turismo entrante no es una enorme recompensa económica para China con relación a el turismo de adentro, la vía rápida de la política y la rápida salida del ‘cero Covid’ significan que el desarrollo podría volver como estaba de enorme manera bastante antes de lo que se espera, con jugadas fundamentales de reapertura como el yuan y los mercados del petróleo cotizando en alza como producto de las perspectivas de aceleración económica del primer período de tres meses».

FIN AL ‘CERO COVID’

Pekín puso fin de repente a muchas de las limitaciones que sostenía bajo su política ‘cero Covid’ a inicios del mes en curso, después de las manifestaciones masivas que tuvieron rincón a fines de noviembre en distintas ciudades del país y en las que los ciudadanos demandaban el objetivo de estas medidas.

Desde ese momento, las infecciones por Covid no hicieron mucho más que acrecentar, presionando a un sistema sanitario pública ahora por sí sobrecargado.

Por Dani