Alcaraz, en un entrenamiento en Montecarlo.

Carlos Alcaraz, el ascendente tenista de Murcia, ha decidido retirarse del torneo de Montecarlo donde debía hacer su debut este miércoles contra el canadiense Felix Auger-Aliassime. Alcaraz, que ha estado lidiando con un problema muscular en el antebrazo de su brazo derecho, ha sido incapaz de entrenar con la intensidad necesaria desde su llegada al Masters 1.000 monegasco.

El joven prodigio del tenis español ha estado luchando para recuperarse de esta dolencia que ha afectado su pronador redondo del brazo derecho. A pesar de sus esfuerzos, no ha sido posible su completa recuperación a tiempo para el torneo, una noticia que compartió con sus seguidores en las redes sociales.

En los entrenamientos previos en el Country Club de Montecarlo, Alcaraz fue visto con un vendaje notorio en su brazo derecho. Este contratiempo marca el segundo año consecutivo en el que Alcaraz no ha podido jugar en el torneo monegasco.

La ausencia de Alcaraz en Montecarlo significa que pierde la oportunidad de competir por los 1.000 puntos en juego que podrían haberlo ayudado a mantenerse en la carrera por el número 1, una posición que actualmente disputa con Novak Djokovic y Jannik Sinner.

No obstante, Alcaraz se muestra optimista de que el reposo forzado le permitirá competir la próxima semana en Barcelona, donde defiende el título ganado en los dos últimos años.

Mientras tanto, Rafael Nadal y su equipo han decidido viajar a Barcelona con la esperanza de que el tenista pueda reaparecer la próxima semana, según informes de la Cadena Ser desde Mallorca. Nadal, al igual que Alcaraz, renunció a jugar en Montecarlo por no sentirse en forma. «Mi cuerpo no me deja», explicó al anunciar su baja.

Nadal, que no ha competido desde enero, se lesionó en la tercera ronda del torneo ATP de Brisbane, su primer torneo desde que sufrió una grave lesión en el psoas ilíaco de la pierna izquierda en el Open de Australia 2023 que requirió cirugía en junio del año pasado. Antes de Montecarlo, el ex número 1 se había retirado en Doha e Indian Wells por diferentes problemas físicos.

La competencia en el mundo del tenis es feroz y sin duda se extrañará la presencia de estas dos figuras del tenis español en Montecarlo. Sin embargo, los fanáticos del tenis esperan con ansias su regreso a la cancha en Barcelona la próxima semana, donde buscarán demostrar su resistencia y determinación para superar estos obstáculos físicos.