dl wall street wall st new york city nyc new york stock exchange nyse dow jones industrial average nasdaq subway platform sign unsplash

Wall Street adelanta signo mixto después de las pérdidas resaltadas de este jueves. Los inversores se sostienen esperando de la publicación de los datos de empleo de diciembre en EEUU, tras llevarse una decepción con el informe de empleo ADP.

Las nóminas de nóminas no agrícolas de diciembre van a ser la prueba de fuego para el mercado de trabajo estadounidense. El consenso espera que esta intensidad se modere hasta el nivel de las 200.000 desde las 263.000 registradas el pasado noviembre.

Por su lado, la asesora privada ADP apuntó que diciembre se saldó con la creación de 235.000 puestos de trabajo, cerca del doble que la cifra de noviembre. También, el paro semanal se situó en mínimos de los últimos 3 meses y asimismo sorprendió de manera negativa al mercado.

“Comprendemos que estas cantidades u otras mejores no son hoy día del gusto de los inversores, con lo que la reacción tanto de los bonos como de las acciones, de cumplirse las esperanzas de los investigadores, no será efectiva”, enseña Juan Fernández-Figares, directivo de análisis en Backlink Securities. Sin embargo, apunta este especialista, en caso de que las lecturas sean peores de lo que se espera, “es muy posible que estos mercados reaccionen en alza”.

“Va a haber que estar, además de esto, muy atentos de de qué forma se han comportado los capital medios por hora en el mes, capital que se estima hayan repuntado el 0,4% con relación a noviembre y el 5,0% en tasa interanual”, añade.

UN OJO EN LA FED

Además, en las últimas jornadas, 2 esenciales integrantes del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), los presidentes de las Reservas Federales de Minneapolis y de Kansas City, Neel Kashkari y Esther George, volvieron a reiterar el deber del banco central estadounidense en su pelea contra la inflación y charlaron de la oportunidad de que la Fed se vea obligada a subir sus tasas oficiales mucho más de lo de entrada pensado. Kashkari se mostró en especial duro, señalando que el banco central debería subir los modelos hasta el 5,4%, un nivel sensiblemente mucho más prominente que el tipo terminal estimado por la Fed.

Dada la experiencia de la década de 1970, el fallo que debe eludir el FOMC es cortar las tasas prematuramente y después lograr que la inflación vuelva a dispararse. Eso sería un fallo caro, con lo que la medida para achicar las tasas solo debe tomarse cuando estemos persuadidos de que verdaderamente hemos derrotado a la inflación”, ha valorado Kashkari.

“Está claro que los integrantes del FOMC están muy apasionados en enfriar los mercados financieros para eludir que las condiciones de financiación se relajen, lo que les supondría un obstáculo mucho más en su pelea contra la inflación”, apunta Fernández-Figares. El inconveniente, resalta este especialista, es que “existen muchos inversores que no les creen, más que nada tras el fallo de bulto cometido al estimar la inflación como transitoria, y que prosiguen apostando por el hecho de que la Fed empezará a bajar sus tasas de interés de referencia a lo largo del segundo semestre de 2023 para impulsar el desarrollo económico”.

“Esta hipótesis, que sostienen varios inversores y investigadores, nos semeja poco verdadera, puesto que la Fed tiene temor de reiterar fallos del pasado como ocurrió en los años 70, en el momento en que, por empezar a relajar las condiciones financieras antes de tiempo, la inflación volvió a repuntar”, enseña Fernández-Figares. Es por este motivo, sentencia, que piensan que la Fed “va a preferir pecar por exceso, asumiendo la oportunidad de ocasionar una recesión mucho más profunda de lo que adelanta el mercado, que predeterminado, dando la oportunidad a que la alta inflación se perpetúe en el tiempo”.

EMPRESAS Y OTROS MERCADOS

En el chato empresarial, Tesla anunció nuevos descuentos para sus automóviles mucho más económicos en China en un intento de impulsar la demanda y mudar la inclinación de sus acciones, que últimamente alcanzaron mínimos de 2020y podrían proceder a peor.

En otros mercados, repunta el petróleo. El West Texas suma un 0,6% y se intercambia por 74 dólares americanos, al paso que el crudo Brent, de referencia en Europa, repunta un 0,5% y cotiza en los 79 dólares americanos.

Caídas en el euro, que se deja un 0,07% y se ubica en los 1,0512 dólares estadounidenses. El oro, en cambio, sube sutilmente, un 0,16%, hasta los 1.843 euros. La plata, por su lado, repunta un 0,6% hasta los 23,56 euros.

El desempeño del bono estadounidense a 10 años recula hasta el 3,71%.

Para finalizar, las primordiales criptomonedas, bitcoin y ethereum, reculan un 0,3% hasta los 16.790 y los 1.245 dólares americanos.

Por Dani