Las ventas del comercio minorista de la eurozona repuntan un 0,8% en noviembre

Las ventas del comercio minorista repuntaron un 0,8% en el mes de noviembre la región del euro en comparación con octubre, según ha notificado Eurostat, la oficina de estadística social. En comparación con exactamente el mismo mes del año pasado, esta intensidad recula un 2,8%, más allá de que se ubica sutilmente bajo las esperanzas del consenso, que adelantaban una caída del 3,3%.

En toda la Unión Europea, el comercio minorista vio medrar sus ventas un 0,9% en el undécimo mes de 2022 en comparación con octubre. Nuevamente, si se equiparan con exactamente el mismo periodo de 2021, los datos detallan un retroceso del 2,4% entre los Veintisiete.

Por ámbitos, el volumen del comercio minorista de la eurozona aumentó un 1,6% para los artículos no alimenticios y un 1,0% para los comburentes de automoción, al paso que redujo un 0,9% para los alimentos, las bebidas y el tabaco.

En la UE, en cambio, el volumen del comercio al por menor aumentó un 1,6% para los artículos no alimenticios y un 0,8% para los comburentes de automoción, al tiempo que redujo un 0,6% en la situacion de los alimentos, las bebidas y el tabaco.

Entre los Estados integrantes para los que se tiene datos, los mayores aumentos por mes del volumen total del comercio al por menor se asentaron en España (+3,6%), Polonia (+2,6%) y Suecia (+2,3%). Los mayores descensos, en cambio, se observaron en Luxemburgo (-2,0%), Francia y Croacia (los dos -1,0%) y Eslovenia (-0,5%).

VALORACIÓN DE LOS EXPERTOS

Para el aparato de investigadores de Pantheon Macroeconomics, los datos señalan a exactamente la misma dirección que los aportados por Francia y Alemania y también señalan que «va a haber que estar alerta a una revisión de este ingrediente el próximo mes, en el momento en que se reflejen totalmente las ventas del Black Friday”. “El arrastre del cuarto período de tres meses es en este momento del -0,6%, si bien pensamos que la cifra final va a ser un tanto peor, del -1,0%. Tengamos en cuenta que estas cantidades excluyen las ventas de vehículos, con lo que probablemente el gasto global en recursos no haya caído tanto”, comentan.

Estos especialistas resaltan que las ventas al por menor de la región del euro “no avanzan con velocidad”, primordialmente debido al incremento de la inflación, que “frena la demanda real en un contexto de incremento del gasto nominal”. “La relación entre nuevos pedidos y también inventarios en el ámbito manufacturero proseguía cayendo a fines del año pasado, pero la demanda sosprechada en los servicios semeja estar repuntando”, agregan.

Por Dani