Una joven habla por teléfono.

En una era cada vez más digital, los estafadores están recurriendo a tácticas tradicionales para engañar a las personas y hacerles perder dinero. Una de las estafas más comunes es la conocida como ‘Wangiri’, una estafa telefónica que ha cobrado prominencia en los últimos tiempos. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha emitido una alerta sobre este tipo de estafa, que se ha convertido en uno de los timos más recurrentes en el mundo de las telecomunicaciones.

La estafa funciona de una manera muy sencilla y efectiva. Los estafadores hacen una llamada a su víctima, pero cuelgan rápidamente antes de que la víctima tenga la oportunidad de responder. En la mayoría de los casos, la víctima ve la llamada perdida, supone que es legítima y la devuelve, sin saber que está siendo redirigida a un número de pago.

El nombre de la estafa, ‘Wangiri’, proviene de la expresión japonesa que se traduce literalmente como ‘llamada y corte’. Al devolver la llamada, los estafadores logran su objetivo, ya que la víctima está llamando a un número de tarificación especial, lo que le permite a los estafadores hacer dinero a costa de la víctima.

En la mayoría de los casos, el número de teléfono desde el que se realiza la llamada es un número extranjero. Los estafadores suelen utilizar prefijos internacionales y los números suelen empezar con un “+” o un “00”, seguido de un prefijo. La OCU ha señalado que algunos prefijos son especialmente sospechosos. En el pasado, la Guardia Civil ha emitido alertas sobre llamadas procedentes de países como +355 Albania, +225 Costa de Marfil, +233 Ghana, +234 Nigeria, aunque la lista no se limita a estos.

Otros prefijos que se deben tener en cuenta incluyen los números que comienzan con +803, +806 o +807, ya que estos también son números de tarificación especial. Si recibes una llamada de un número que no reconoces, especialmente si comienza con uno de estos prefijos, es importante que no devuelvas la llamada.

Algunos terminales de teléfono son capaces de reconocer automáticamente la localización de la llamada, lo que puede ser útil para detectar posibles estafas. Sin embargo, si no estás seguro de si un número es legítimo o no, siempre puedes buscar el número en un buscador para aclarar tus dudas.

La estafa ‘Wangiri’ es un recordatorio de que, aunque la tecnología avance, los estafadores continúan utilizando tácticas tradicionales para engañar a las personas. Es importante estar alerta y tomar precauciones para protegerse contra estas estafas. Recuerda, si recibes una llamada de un número que no reconoces, especialmente si es un número extranjero, lo mejor es no devolver la llamada. Si es importante, la persona o la empresa se pondrá en contacto contigo nuevamente.