La Seguridad Social suma 471.360 afiliados en 2022 y marca un nuevo máximo anual

El año 2022 terminó con un total de afiliados a la Seguridad Popular en términos desestacionalizados de 20.310.799. En todo el año, el aumento fué de 471.696 afiliados, descontando la estacionalidad y el efecto calendario. Así, se sobrepasa en cerca de 815.000 personas el número de afiliados de agosto de 2021, en el momento en que se excedió el nivel de afiliación prepandemia.

El promedio de afiliación se ha ubicado en 2022 en 20.110.215 miles de individuos, un 3,9% mucho más que en 2021 (+750.000) y afianza su segundo año consecutivo de incrementos. “Este ritmo de incremento sobrepasa en prácticamente un punto porcentual al del promedio de 2017-2019, intérvalo de tiempo de alta creación de empleo”, apunta el Ministerio de Inclusión, Seguridad Popular y Migraciones, que asimismo ha señalado que es el apunte mucho más alto de la serie histórica.

Si bien en algún mes del año pasado llegaron a superarse los 20,3 millones de afiliados medios, el cierre de 2022 ha supuesto un nuevo récord de forma anual, ya que ningún ejercicio previo había terminado con este nivel de ocupación. Sin embargo, el incremento total registrado en 2022 fue levemente inferior al de 2021, ejercicio que se cerró con un desarrollo récord en 16 años con la suma de 776.478 ocupados.

En términos desestacionalizados, el número de afiliados reculó en 8.347 (-0,04%) con en comparación con mes de noviembre, en el momento en que se registró un aumento histórico. Es el primer descenso intermensual tras 19 lecturas sucesivas en alza.

En lo que se refiere a la afiliación media, esta medró en el mes de diciembre en 12.640 afiliados en relación a noviembre. El total de afiliados medios se ubica de esta forma en el mes de diciembre en 20.296.271 (10.737.092 hombres y 9.559.179 mujeres), que son 471.360 afiliados mucho más que un año antes. Así, se consigue el nivel mucho más alto de mujeres ocupadas tanto en número como en porcentaje (el 47,1%) desde el momento en que hay datos de afiliación.

La afiliación media de extranjeros, por su lado, se incrementó en 190.913 cotizantes en 2022, un 8,4% mucho más en relación a 2021, hasta situarse en 2.460.719 ocupados, nuevo máximo a cierre de un ejercicio.

SECTORES Y AUTONOMÍAS

El Régimen General, el mucho más variado del sistema, sumó el año pasado 470.972 afiliados medios (+2,9%), hasta un total de 16,9 millones de ocupados, al tiempo que el Régimen Particular de Trabajadores Autónomos (RETA) solo sumó 5 nuevos cotizantes y echó el cierre a 2022 con 3.328.403 ocupados. El Régimen del Mar, por su lado, registró 409 altas en el año (+0,68%) y únicamente el Régimen del Carbón perdió afiliados en relación a 2021: 27 (-2,6%).

Por su lado, el Sistema Particular Agrario perdió 48.385 cotizantes en 2022 (-6,4%), al tiempo que el Sistema Particular de Hogar registró 5.584 bajas en relación a 2021 (-1,4%).

La mejora del empleo fué asimismo extendida territorialmente a lo largo de 2022. Las ocho comunidades autónomas que muestran un incremento mayor del empleo promedio a lo largo del año que termina de finalizar, superior al 3,5%, son Andalucía, Baleares, Canarias, Cataluña, Castilla-La Mácula, Red social Valenciana, La capital española y Murcia.

En términos absolutos, La capital española lideró el repunte de la ocupación en 2022, con 132.992 nuevos afiliados, seguida de Cataluña (+96.649 cotizantes); Andalucía (+58.369 afiliados); Red social Valenciana (+52.973) y Canarias (+43.654).

MÁS DE 2,3 MILLONES DE INDEFINIDOS

El Ministerio ha señalado que el primer año terminado de app de la reforma laboral tuvo “sus efectos positivos en la seguridad del empleo”, que se “patentizan” en el “fuerte impulso de la contratación indefinida con los escenarios precedentes a la regla”. Esto se tradujo en 2,3 millones mucho más de contratos sin definir a cierre de 2022 que los que había en el último mes del año de 2021.

Los jóvenes se vieron singularmente favorecidos por este movimiento hacia formas mucho más equilibrados de contratación: tres de cada 4 inferiores de 30 años tienen en este momento un contrato indefinido (76%), en frente de uno de cada 2 antes de la reforma (47% en el promedio 2017-2021). En términos absolutos, en el último mes del año había 2.013.724 afiliados jóvenes con contrato indefinido, 807.836 mucho más que un año antes.

La mayor seguridad asimismo se puede ver en el incremento de un 25% de la duración de los contratos que terminaron a lo largo de 2022, en comparación con la situación prepandemia. En conjunto, los contratos que provocaron baja entre enero y diciembre han durado 52 días mucho más de media que los que se brindaron de baja en exactamente el mismo intérvalo de tiempo de 2019. Por otra parte, el número de contratos de menos de 30 días se ha achicado en mucho más de 3,3 millones, al tiempo que han incrementado en mucho más de quinientos mil los contratos de sobra de 30 días o que no han finalizado.

En lo que se refiere al número de trabajadores en ERTE, sigue permanente desde mitad del verano en el ambiente de los 20.000 ocupados.

Por Dani