drapeau europeen 20221201160719

La inflación de la eurozona dió una esencial sorpresa a la baja y cae hasta el 9,2% en el último mes del año desde el 10,1% de noviembre. El consenso adelantaba el Índice de Costos al Cliente (IPC) que se situara cinco décimas porcentuales por arriba, en el 9,7%.

En cambio, la inflación subyacente, que excluye del cálculo el encontronazo de la energía, los alimentos frescos, el alcohol y el tabaco, ha repuntado levemente con en comparación con apunte registrado el mes previo. De esta manera, esta tasa se ubica en el nivel del 5,2% con en comparación con 5% previo y las perspectivas del consenso, que estimaban que se sostendría sin cambios en el último mes de 2022.

La mayor contribución a la tasa de inflación interanual de la región euro correspondió a la energía, que, sin embargo, cayó bruscamente hasta el 25,7% desde el 34,9% registrado en el mes de noviembre. Seguidamente, le prosigue le prosigue el incremento de costes de los alimentos, el alcohol y el tabaco, que avanzó 2 décimas porcentuales hasta el 13,8% en el último mes del año, y los recursos no industriales, que repuntaron hasta el 6,4% desde el 6,1% previo. Por su lado, los servicios vivieron un alza del 0,2% hasta el 4,4% en el mes de diciembre.

Por países, en comparación con noviembre, el IPC cayó en 18 de los 19 Estados que pertenecen a la unión monetaria europea. La inflación únicamente aumentó en Malta, donde repuntó una décima hasta el 7,3% interanual. Los mayores descensos se generaron en Alemania, que pasó del 11,3% al 9,6%; Estonia, donde se redujo del 21,4% hasta el 17,5%; Grecia, donde cayó un 1,2% hasta el 7,6%; y Letonia y Lituania, con recortes desde el 21,75 y el 21,4% hasta el 20,7% y el 20%, respectivamente.

Cabe rememorar que, desde el 1 de enero, Croacia pertenece a la eurozona, siendo el país del Adriático la primera incorporación a la unión monetaria desde Lituania en 2015 y el vigésimo país en adoptar el euro.

VALORACIÓN DE LOS EXPERTOS

El aparato de Pantheon Macroeconomics resalta que las cantidades eran las “aguardadas” después de los datos adelantados de inflación de las 19 economías de la eurozona. Para estos especialistas, la inflación “ha tocado techo”, si bien la inflación subyacente prosiga siendo “elevada”.

Además, apuntan el esencial descenso de la inflación de la energía, debido “eminentemente” a un “descenso puntual de los costos y la inflación en Alemania, gracias a una subvención fiscal para los hogares”. Con todo, apuntan, la inflación subyacente de la energía está reduciéndose, singularmente en los artículos relacionados con el petróleo. En lo que se refiere a la inflación de los alimentos, estos especialistas piensan que, a pesar del incremento registrado este último mes, el repunte está “desapareciendo lenta pero implacablemente”.

“En lo que se refiere a la inflación subyacente, los datos fueron tan desapacibles como siempre y en todo momento. La inflación de los recursos no energéticos avanzó hasta el 6,4%, desde el 6,1% de noviembre, al paso que la inflación de los servicios subió 0,2 puntos porcentuales, hasta el 4,4%”, señalan.

Estos datos, indican, proponen “munición de más tanto a las palomas como a los halcones del BCE”, puesto que señalan a unas “tensas negociaciones entre los causantes políticos en los próximos meses”. “Las palomas señalarán con razón que estas cantidades y lo que en este momento semeja un pico en la inflación general, las que proponen que las previsiones de inflación de diciembre revisadas en alza son muchos altas”, comentan. “En verdad, aun antes de los datos de esta semana, las novedosas previsiones nos parecían un blanco simple para una rebaja. A este ritmo, la rebaja se generará en el tercer mes del año”, agregan.

“Los halcones, por contra, señalarán que la inflación subyacente todavía es bastante alta para ser cómoda y no exhibe signos de reducir. Asimismo señalarán que la caída de la inflación general en el mes de diciembre fue impulsada por el estímulo fiscal, que, en su marco, se considerará inflacionista neto, puesto que libera renta libre para impulsar novedosas presiones en alza en la inflación subyacente”, añaden.

Simultáneamente, los investigadores de Pantheon Macroeconomics apuntan que el repunte de los mercados de renta fija esta semana “recomienda que los inversores se han centrado primordialmente en el peligro de un considerable ajuste a la baja de las previsiones del BCE en el tercer mes del año”. Esto “tiene sentido”, destacan, pero detallan sus inquietudes sobre la oportunidad de que los datos de inflación de los próximos meses “cambien el mensaje general de la asamblea de diciembre de novedosas subidas importantes en la primera mitad del año”. “Proseguimos observando 50 puntos básicos en el mes de febrero y marzo”, sentencian, al paso que recuerdan que “otros datos señalan a una resistencia subyacente de la economía y el mercado de trabajo”.

“Para finalizar, en lo que se refiere a los costes de la energía, cabe apuntar que probablemente la inflación energética alemana repunte relativamente en el primer mes del año, en tanto que los costos de los servicios públicos se ajustan en alza. El máximo de costes quiere decir que probablemente se ajustarán en alza en menor medida que sin el máximo, pero aumentarán del mismo modo, lo que podría impulsar un repunte de la tasa interanual”, concluyen.

Por Dani