recesionmundialcb1

Los inversores miran a 2023 con la promesa de que el año venidero sea mejor que este 2022 marcado por la inflación y el mercado bajista. Si bien la mayor parte de las perspectivas por lo general son positivas, desde Oxford Economics se detallan mucho más cautelosos y apuntan que la economía “no cumplirá las esperanzas del consenso” en 2023.

“Pensamos que los datos recientes respaldan nuestra opinión de que la economía mundial no cumplirá las esperanzas de consenso el año próximo”, comentan desde la firma británica, al paso que apuntan que su previsión de que el desarrollo del PIB mundial se ralentizará del 3% este año al 1,3% en 2023 “solamente ha variado ya hace un mes”.

Para Oxford Economics, los últimos indicadores económicos prosiguen insinuando que el desarrollo del PIB mundial se ralentizará claramente en el cuarto período de tres meses de 2022, tras la “fortaleza temporal” del último trimestre causada por la relajación de las medidas de bloqueo de China. “Específicamente, el índice PMI compuesto mundial de JP Morgan prosiguió cayendo en el mes de noviembre y transporta tres meses sucesivos bajo la marca de 50 sin cambios”, indican. Entretanto, agregan, los datos “menos oportunos” asimismo señalan a un principio parcialmente flojo del cuarto período de tres meses.

La primordial salvedad, apunta Oxford Economics, es USA. “Si bien el mercado de trabajo y el gasto de los usuarios estadounidenses prosiguen enfriándose, los datos señalan que la economía fué tenuemente mucho más fuerte de lo que habíamos sosprechado”, señalan desde la compañía inglesa, situación que ha causado que retrasen un período de tres meses el comienzo de la recesión estadounidense: “En este momento observamos un estancamiento del PIB estadounidense en el primer período de tres meses de 2023, antes de una modesta contracción en el segundo y tercer trimestres”.

En este sentido, ‘The Wall Street Journal’ ha anunciado que, tras la publicación de estos datos macroeconómicos, la Reserva Federal (Fed) se está proponiendo ofrecer marcha atrás en su plan de moderar las subidas de géneros de interés desde 2023. “Lecturas del ISM como esta y el sólido informe de empleo de noviembre solidificarán la determinación de la Fed de impulsar las tasas de interés en alza”, comentan desde la firma británica.

Y sucede que el mercado ahora había descontado, en especial tras las últimas afirmaciones del presidente Jerome Powell, que la Fed acometería una subida de 25 puntos básicos el próximo febrero. Es la situacion de los especialistas de Oxford Economics quienes, pese estas últimas lecturas, piensan que la Fed efectuará subidas de 50 y 25 puntos básicos en el último mes del año y febrero, respectivamente. “Esto va a llevar el género de los fondos federales a un máximo del 4,75%, sobre nuestra previsión del 4,5% de hace un mes”, agregan.

Simultáneamente, Oxford Economics prosigue aguardando una restauración “moderada” del gasto de los usuarios chinos y de la economía por norma general a inicios de 2023 y por este motivo no cambian “substancialmente” sus previsiones económicas. Con todo, informan de que hay peligros “en las dos direcciones” para las perspectivas en un corto plazo, especialmente todo lo relacionado con las limitaciones por Covid-19.

Buena prueba de esto está en Apple, o, explicado de otra forma, en Foxconn, el mayor ensamblador de iPhones del mundo, cuya producción sufrió en las últimas semanas por un brote de la patología. Ello ha obligado a la compañía de Cupertino a proponerse un nuevo recorte en sus proyectos, ahora muy damnificados por la enclenque demanda del iPhone 14 y el déficit de seis millones de iPhone 14 Pro a consecuencia de las limitaciones que dominan en la planta de Foxconn.

“El desarrollo en un corto plazo podría prosperar substancialmente si el gobierno chino disminuye su política activa de cero casos de Covid-19”, comentan. En este sentido, Nomura prevé que China complete su reapertura en la época de 2023 y el enorme asiático ha relajado este miércoles, por segundo mes consecutivo, medidas restrictivas similares con los viajes y la producción. “Los mercados están agobiados por ver señales del fin de la política de ‘Covid cero’”, afirman desde J. Safra Sarasin SAM.

Sea como fuere, los especialistas de Oxford Economics semejan tener claro que, con o sin mejores, “proseguimos observando 2023 como un año de recesión y desarrollo retardado para la economía mundial”. “Pese al retroceso de la inflación, no aguardamos que sea bastante a fin de que la mayor parte de los bancos centrales comiencen a cortar las clases de interés oficiales el próximo año”, sentencian desde la firma británica.

Por Dani

You missed

La Mutua Madrileña, un actor dominante en el sector de seguros en España, ha demostrado un rendimiento impresionante en el primer semestre, lo que se refleja en su crecimiento del 11% en primas No Vida. Este aumento es una prueba de que la compañía sigue siendo un pilar fuerte en el sector del seguro, a pesar de los desafíos económicos y la incertidumbre persistente causada por la pandemia del Covid-19.

Este crecimiento del 11% se traduce en un aumento significativo en las primas No Vida, que incluyen seguros de automóviles, seguros de hogar, seguros de salud, seguros de accidentes y seguros de responsabilidad civil, entre otros. A pesar de las dificultades económicas generales, la Mutua Madrileña ha logrado mantener un crecimiento constante en este segmento, demostrando su resiliencia y capacidad para adaptarse a un entorno empresarial volátil y en constante cambio.

Este logro es aún más impresionante, dado que la pandemia ha provocado una disminución general en la demanda de seguros, particularmente en el sector de seguros de automóviles, debido a las restricciones de movimiento y la disminución de los desplazamientos diarios. Sin embargo, la Mutua Madrileña ha logrado mantener su crecimiento en este sector, lo que indica su capacidad para ofrecer productos de seguros atractivos y competitivos que satisfacen las necesidades cambiantes de sus clientes.

Además de su crecimiento en el segmento de primas No Vida, la Mutua Madrileña también ha logrado mantener un sólido rendimiento en otras áreas de su negocio. La compañía ha mantenido una alta retención de clientes, lo que indica un alto nivel de satisfacción del cliente y confianza en la marca. Esto ha sido esencial para mantener la estabilidad de la compañía durante estos tiempos inciertos.

El crecimiento de la Mutua Madrileña también puede atribuirse a su enfoque en la innovación y la digitalización. La compañía ha invertido significativamente en tecnología para mejorar su servicio al cliente y optimizar sus operaciones internas. Esto ha permitido a la compañía ofrecer un servicio más rápido y eficiente, lo que ha sido esencial para atraer y retener a los clientes en un entorno empresarial cada vez más digital.

Este crecimiento en las primas No Vida también ha sido impulsado por la estrategia de diversificación de la compañía. La Mutua Madrileña ha ampliado su cartera de productos para incluir una gama más amplia de soluciones de seguros, lo que le ha permitido atraer a una base de clientes más amplia y diversificada. Esto ha sido crucial para impulsar el crecimiento de la compañía en el primer semestre.

Este sólido rendimiento en el primer semestre es una señal positiva para la Mutua Madrileña, ya que se prepara para el resto del año. A pesar de los desafíos que se avecinan, la compañía está bien posicionada para mantener su crecimiento y continuar ofreciendo productos de seguros de alta calidad a sus clientes.

En conclusión, el crecimiento del 11% de la Mutua Madrileña en primas No Vida en el primer semestre es un testimonio de la fortaleza y resiliencia de la compañía. A pesar de los desafíos económicos y la incertidumbre causada por la pandemia, la compañía ha demostrado su capacidad para adaptarse y prosperar. Con su enfoque en la innovación, la digitalización y la diversificación, la Mutua Madrileña está bien posicionada para continuar su crecimiento en el futuro.

Las computadoras y la tecnología han revolucionado la forma en que operamos en la actualidad. Sin embargo, de vez en cuando, incluso estas poderosas herramientas tecnológicas pueden fallar y causar daños significativos. Uno de estos incidentes recientes es el fallo de Windows que ha causado una caída informática global. Este artículo proporcionará una guía paso a paso sobre cómo arreglar este problema.

La falla de Windows que ha causado este desastre informático global es un fallo notable que ha dejado a varias empresas y usuarios individuales en una situación difícil. Este fallo ha afectado a varios sistemas operativos Windows en todo el mundo, causando interrupciones importantes en varias operaciones diarias. Desde el bloqueo de aplicaciones hasta la pérdida de datos cruciales, este fallo ha causado grandes problemas a los usuarios de Windows.

Pero, ¿qué causó exactamente este fallo? Se cree que el problema proviene de una actualización reciente de Windows. En lugar de mejorar el rendimiento del sistema como se esperaba, la actualización presentaba errores que causaban problemas de rendimiento y otros problemas más graves, como la pérdida de datos y el bloqueo de sistemas.

Afortunadamente, hay formas de solucionar este fallo de Windows. Aquí se describen algunos pasos que puedes seguir para corregir este fallo y devolver tu sistema a su funcionamiento normal.

El primer paso para solucionar el fallo de Windows es identificar el problema. Esto puede ser complicado, ya que el fallo puede manifestarse de varias formas. Algunos usuarios pueden experimentar bloqueos frecuentes de la aplicación, mientras que otros pueden perder datos importantes. Por lo tanto, es esencial identificar cómo afecta el fallo a tu sistema.

Una vez que hayas identificado el problema, puedes empezar a abordar el fallo de Windows. Una de las formas más efectivas de hacerlo es desinstalando la actualización problemática. Windows permite a los usuarios desinstalar las actualizaciones recientes, que pueden ser la causa del problema. Sin embargo, este proceso puede ser complicado y requiere un cierto grado de conocimientos técnicos.

Para desinstalar una actualización, primero debes abrir el panel de control de Windows. A continuación, selecciona «Programas y características» y luego «Ver actualizaciones instaladas». Busca la actualización problemática, selecciona «desinstalar» y sigue las instrucciones en pantalla.

Si este proceso no soluciona el problema o si no te sientes cómodo desinstalando las actualizaciones tú mismo, puedes optar por la restauración del sistema. Esta es una función integrada en Windows que permite a los usuarios revertir su sistema a un punto anterior en el tiempo.

Para utilizar la restauración del sistema, primero debes acceder al menú de inicio de Windows. Luego, escribe «restauración del sistema» en la barra de búsqueda y selecciona la opción correspondiente. A continuación, sigue las instrucciones en pantalla para seleccionar un punto de restauración y revertir tu sistema a ese punto.

Es importante tener en cuenta que la restauración del sistema puede no ser una opción si no tienes puntos de restauración establecidos previamente en tu sistema. Además, la restauración del sistema puede no ser efectiva si el fallo de Windows es particularmente grave.

En estos casos, puede ser necesario tomar medidas más drásticas, como la reinstalación de Windows. Este proceso puede ser complicado y lleva tiempo, pero puede ser la única forma de solucionar un fallo grave de Windows.

Antes de reinstalar Windows, es esencial que hagas una copia de seguridad de todos tus datos importantes. Esto se debe a que la reinstalación de Windows borrará todos los datos de tu sistema.

Una vez que hayas realizado una copia de seguridad de tus datos, puedes proceder a reinstalar Windows. Para hacerlo, necesitarás un medio de instalación de Windows, como un DVD o una unidad USB.

Una vez que hayas insertado el medio de instalación, reinicia tu computadora. Cuando tu computadora se inicie, debería arrancar desde el medio de instalación. A partir de aquí, simplemente debes seguir las instrucciones en pantalla para reinstalar Windows.

Es importante tener en cuenta que este proceso puede ser complicado y puede no ser la mejor opción para todos los usuarios. Sin embargo, en algunos casos, puede ser la única forma de solucionar el fallo de Windows.

En conclusión, el fallo de Windows que ha causado una caída informática global es un problema serio que ha afectado a muchos usuarios. Sin embargo, con un poco de paciencia y los pasos correctos, se puede corregir este fallo y devolver tu sistema a su funcionamiento normal. Recuerda siempre hacer una copia de seguridad de tus datos y, si es necesario, no dudes en buscar ayuda profesional.