emmanuel macron prononce son discours devant les membres de la federation francaise de la boulangerie patisserie a l elysee a paris

El Gobierno de Francia ha anunciado un emprendimiento que ofrece subir la edad mínima de jubilación de forma progresiva, a razón de tres meses al año, hasta lograr los 64 años para 2030, informó este martes la primera ministra del país, Elisabeth Borne. Además de esto, desde 2027, va a ser preciso haber trabajado 43 años para lograr favorecerse de una pensión completa.

Las personas que se jubilen a los 67 años se favorecerán de manera automática de una pensión completa (sin descuento) aun sin haber trabajado a lo largo de 43 años.

El propósito de este emprendimiento es «asegurar el nivel de las pensiones sin acrecentar los impuestos«, para lo que va a ser preciso «trabajar paulativamente mucho más tiempo».

«Una vida de trabajo debe asegurar una jubilación digna. Los usados, artesanos y mercaderes que han cotizado toda su historia con capital al salario mínimo en este momento se van a ir con una pensión aumentada al 85% del salario mínimo neto. Son prácticamente 1200€ por mes a partir del año vigente», ha señalado Borne.

Además de esto, la primera ministra ha defendido que «un sistema justo debe tomar en consideración la contrariedad de determinadas profesiones«, puesto que «no es habitual terminar la carrera despedazado por el trabajo».

Así, la gente en situación de invalidez van a poder escapar del mercado de trabajo a los 62 años con la tasa íntegra, al paso que los trabajadores discapacitados van a poder jubilarse a los 55 años. Además de esto, los trabajadores lesionados y los usados con patología profesional van a poder jubilarse 2 años antes de la edad legal.

Por Dani