hipoteca portada alquiler

El primordial índice de referencia de los préstamos hipotecarios, el euríbor, ha cerrado noviembre subiendo hasta el 2,828%, encadenando once meses sucesivos en alza y marcando un nuevo máximo que no se veía desde diciembre de 2008. Con este panorama, los hipotecados reaccionan aplicando cambios en sus préstamos y varios de ellos deciden escapar del tipo variable para protegerse bajo el interés fijo.

Los últimos datos del Centro Nacional de Estadística (INE) detallan que, atendiendo a la clase de cambio en las condiciones de la hipoteca, en el mes de septiembre se generan 8.799 novaciones. De las 11.140 hipotecas con cambios en sus condiciones, el 32,5% se tienen que a ediciones en las clases de interés. Tras el cambio de condiciones, el porcentaje de hipotecas a interés fijo incrementa del 16,8% al 49,9%, al paso que el de hipotecas a interés variable reduce del 81,6% al 48%.

«Este es un reflejo de la preocupación de los ciudadanos por la subida del euríbor», dicen en Fotocasa. Y sucede que la escalada del índice se convirtió en una genuina pesadilla para los que en su día contrataron un préstamo variable. El apunte de noviembre se pone sobre el 2,629% en el que terminó el euríbor el mes previo. Tomando como referencia los últimos 12 meses, el índice registra un ascenso de 3,315 puntos, en tanto que hace un año estaba en el -0,487%.

Esto nos dirige a un cierre de año instalado en el ambiente del 3%, según señalan la mayor parte de las previsiones. «Los próximos datos van a ser determinantes. El mercado espera que el IPC de noviembre caiga con en comparación con de octubre, lo que podría conducir a un cambio de inclinación. Aun de esta manera, está cinco ocasiones sobre el propósito, lo que proseguirá presionando al BCE a subir los modelos», apuntan en XTB. Prevén que en la asamblea de diciembre se apruebe una subida de entre 50 y 75 puntos básicos, lo que ubicaría los modelos en el rango entre 2,75%-2,5% por vez primera desde finales de 2008.

«De cara al futuro mucho más inmediato, se estima que suban de nuevo los modelos en la próxima asamblea del 15 de diciembre: por lo menos hasta el 2,5%. Ya que el euríbor ha cotizado históricamente entre 0,5 y un punto porcentual sobre el interés del BCE, es muy posible que este índice cierre el año en torno al 3% o por encima», agregan desde el comparador financiero HelpMyCash.

Desde la asociación de usuario financieros Asufin remarcan que las hipotecas cambiantes de este país prosiguen golpeadas por un considerable sobrecoste. Y recomiendan que en este ámbito «es esencial sopesar todas y cada una de las opciones para asumir un cambio a tipo fijo. Estos cambios, en verdad, ahora se trasladan al campo de las hipotecas fijas, con una oferta en desaparición, habitualmente, en tanto que los bancos se detallan muy cautelosos en el momento de otorgar el cambio de hipoteca variable a fija».

En lo que se refiere a las novaciones, recuerdan que son trámites que suponen una adenda a las escrituras iniciales y únicamente alteran ciertas cláusulas, como la del tipo del interés del préstamo. Precisa pasar por notario, gestoría y registro pero desde 2019 todos estos costos los acepta la entidad. De la misma forma, el Banco de España sugiere informarse apropiadamente y apreciar todas y cada una de las opciones, tanto las que te ofrezca nuestra entidad como otras en el momento de mudar el préstamo hipotecario de tipo variable a fijo.

Por Dani