Rosarios y protestas de nuevo en Ferraz durante el Día de la Constitución

Oración y Economía: Reflexiones en Tiempo de Votación

Incluso cuando los rezos del rosario se elevan en la sede de PSOE en Madrid, en pleno día de reflexión y jornada de votación, respaldados por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid a pesar de la oposición de la junta electoral, uno debe cuestionar: ¿Son estas oraciones por el florecimiento económico de la nación?

No es razonable pensar que estos fieles estén orando por más empleo, menor precariedad laboral y una mejor distribución de la riqueza. Sin embargo, para los observadores de la economía española, estas cuestiones son de vital importancia.

En un giro de los acontecimientos, la suave brisa de crecimiento económico que se esperaba en España se ha transformado en un viento favorable. La economía española, representada por su producto interior bruto (PIB), está experimentando una aceleración a medida que nos adentramos en el año.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado al alza la previsión de crecimiento de España para este año en cinco décimas, hasta el 2,5%, una cifra que supera con creces el 2,1% que estimaba el Gobierno. Esta revisión al alza es un voto de confianza en la economía española por parte de esta importante institución financiera internacional.

Optimismo en el Horizonte Económico

El Banco de España también está contemplando aumentar su estimación de crecimiento para el año en curso. Este anuncio se produjo durante su intervención en la reciente Reunión Anual del Cercle d’Economia. Estos ajustes al alza en las previsiones de crecimiento son un reflejo de la creciente confianza en la economía española.

Los datos de empleo, aunque afectados por la estacionalidad, también invitan al optimismo. Se registró el mejor mes de mayo en términos de afiliados a la Seguridad Social en seis años. Además, el número de mujeres empleadas alcanzó los 10 millones por primera vez, un hito importante en la historia laboral de España.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado que la economía va como un cohete. De hecho, el consumo y la actividad económica en su conjunto siguen creciendo. Aunque existen retos importantes como lograr un crecimiento más sostenible e inclusivo, con mayor productividad y una mejora de la renta per cápita real, el optimismo económico prevalece.

En general, los datos económicos actuales son positivos, lo que puede sentar las bases para la construcción de una economía más fuerte si se gestionan adecuadamente. Tal vez sea este el motivo por el cual los supuestos creyentes de la calle Ferraz y aquellos que les apoyan continúan con sus ceremonias. Sin embargo, en lugar de orar por el continuo crecimiento económico, parecen estar invocando fuerzas oscuras en un intento de desestabilizar la democracia.

La economía española parece estar en un camino positivo, y aunque hay retos por delante, las perspectivas son optimistas. Sin embargo, la política y la economía están intrínsecamente entrelazadas, y la estabilidad de una puede influir en la otra.

Por Dani