El BdE cree que los ERTE son eficaces siempre que no se alarguen en el tiempo

El Banco de España piensa que los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) fueron eficientes en el momento de hacer más simple la reincorporación laboral de los trabajadores damnificados. No obstante, «la prolongación en el tiempo de la permanencia en la situación de ERTE tiende a achicar su eficiencia».

Los desenlaces apuntan «una elevada eficiencia» y tienden a comprobar que los ERTE fueron «un mecanismo correspondiente para resguardar el valor de las relaciones laborales». Sin embargo, asimismo reflejan que su eficiencia, en términos tanto absolutos como relativos, es mayor para periodos cortos.

Según se enseña en el último Folleto Económico del organismo, que se titula ‘Un análisis de la eficiencia sobre los ERTE según su duración’, en promedio, entre 2020 y 2021, la posibilidad absoluta de esa reincorporación fué elevada, si bien exhibe un perfil decreciente según la duración del ERTE.

Específicamente, la efectividad absoluta de los ERTE, medida como la proporción de damnificados que vuelven al trabajo activo al período de tres meses siguiente, baja al 64,5% para los que llevan un período de tres meses en ERTE, y al 41,1% y al 26,2% para los que llevan 2 y tres trimestres sucesivos en situación de ERTE, respectivamente.

El Banco de España ten en cuenta que, en la situacion español, los ERTE fueron asimismo usados con profusión en el periodo rápidamente posterior a la llegada de la pandemia, con mucho más de 3,5 millones de trabajadores cubiertos por estos esquemas. En términos agregados, cerca del 20% de los ocupados se halló perjudicado por un ERTE de suspensión del empleo en el segundo período de tres meses de 2020.

Con posterioridad, la utilización de este género de programas fué descendiendo, hasta situarse hoy en dia en escenarios muy reducidos.

Por Dani