Las peticiones semanales de desempleo en EEUU suben más de lo esperado

La Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio estadounidense ha inspeccionado en alza el desarrollo del PIB del último trimestre hasta el 3,2%. La primera estimación del indicio había correcto un incremento del 2,6%, que más tarde fue inspeccionado hasta el 2,9%, y en este momento por último quedó en el 3,2%, progresando la previsión del consenso, que aguardaba que se sostuviera en el 2,9%.

La entidad encargada de repartir el apunte resalta que esta tercera estimación «refleja eminentemente revisiones en alza del gasto de consumo y la inversión fija no residencial que se vieron medianamente compensadas por una revisión a la baja de la inversión en inventarios privados». Asimismo se asentaron aumentos en las exportaciones, el gasto del gobierno estatal y local y el gasto del gobierno federal.

El incremento de las exportaciones reflejó aumentos tanto en recursos como en servicios. En las exportaciones de recursos, los primordiales impositores al incremento fueron los abastecimientos y materiales industriales (particularmente, los recursos no perdurables), «otras» exportaciones de recursos y recursos de capital diferentes de los automotores. Por su lado, en las exportaciones de servicios el incremento estuvo dirigido por «otros» servicios empresariales y viajes.

En lo relacionado al gasto de los usuarios, el incremento en los servicios (dirigido por la atención de la salud y «otros» servicios) fue compensado en parte por una disminución en los recursos (dirigido por los automóviles de motor y recambios, tal como alimentos y bebidas).

En la inversión fija no residencial, los incrementos en equipos y modelos de propiedad intelectual fueron relativamente compensados ​​por una disminución en construcciones. El incremento en el gasto de los gobiernos estatales y locales estuvo dirigido por incrementos en la inversión en construcciones y en la compensación de los usados de los gobiernos estatales y locales. El incremento en el gasto del gobierno federal estuvo dirigido por el gasto en defensa.

El descenso de la inversión fija residencial estuvo dirigido por la obra novedosa unifamiliar y las comisiones de los corredores. En la inversión privada en inventarios, la disminución estuvo dirigida por el comercio al por menor, primordialmente en las tiendas de mercadería general.

El índice de costos de las compras internas bárbaras aumentó 4,8% en el último trimestre, lo que piensa una revisión en alza de 0,1 punto porcentual respecto de la estimación previo.

Por su lado, el índice de costos PCE aumentó un 4,3%, sin cambios respecto a la estimación previo. Excluyendo los costes de los alimentos y la energía, el índice de costes PCE aumentó un 4,7%, lo que representa una revisión en alza de 0,1 puntos porcentuales sobre la primera estimación.

Por Dani