Deoleo gana un 90% menos debido a la subida de precio del aceite de oliva

La internacional de españa Deoleo ha anunciado los desenlaces que corresponden al ejercicio 2022, un periodo que se ha cerrado con una esencial reducción de las ganancias de la compañía. Según informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el beneficio ha menguado prácticamente un 90% desde los 61,32 millones conseguidos en 2021 hasta los 6,26 millones a cierre del pasado diciembre.

La compañía resalta que los últimos 12 meses estuvieron marcados por la “incesante” subida del precio del aceite de oliva en origen, que se aceleró en el segundo semestre “superando aumentos del 66%, lo que ha causado una caída extendida del consumo en la categoría”. “A este encontronazo, se aúna el alza de los costes de la energía causado por la guerra de Ucrania, las tensiones en la cadena de suministro, la inflación y la subida de los modelos de interés”, agregan.

“Este año tuvimos que operar en un ambiente muy complejo a nivel global. Pese a ello, nuestra cuota de mercado ha continuado medrando en países clave para el conjunto como España y USA y hemos logrado lograr desenlaces en positivo por tercer año consecutivo, patentizando la solidez y resiliencia de nuestra estrategia y, lo que es más esencial, sosteniendo la seguridad de los usuarios en nuestras fabricantes, mientras que impulsamos el avance sostenible de la categoría”, apunta Ignacio Silva, presidente y asesor encargado de Deoleo.

Los capital de la compañía aumentaron un 18% en los últimos 12 meses, superando los 827 millones al cierre del ejercicio. “Deoleo logró traspasar progresiva y medianamente los mayores costos a los costes de venta y logró sostener un óptimo accionar de los volúmenes que, en un ámbito tan complejo, unicamente se redujeron un 5%”, señalan desde la firma.

El resultado bárbaro de explotación (EBITDA), por su lado, alcanzó los 43 millones de euros, un 11% menos, “por el cuidado de la inversión promocional y de los costos comerciales”. El previo ejercicio, el EBITDA ahora se había achicado en un 33% con en comparación con año 2020, donde se situó sobre los 70 millones de euros.

La compañía ha señalado que mantuvo “el ahínco inversor” en sus primordiales fabricantes, Carbonell, Koipe y Profesores de Hojiblanca en España y Bertolli, marca líder en USA. “Como resultado, la seguridad de los usuarios se ha reforzado, lo que impulsó la efectiva evolución de las cuotas de mercado en todo el año. Estas nacieron 1 punto porcentual en España y 0,9 puntos porcentuales en USA”, apuntaron.

La deuda financiera neta a cierre del ejercicio se situó en 101 millones de euros, un 15% menos que en el ejercicio previo. Esto fué viable, según la compañía, merced a “la administración del circulante y al efecto de las novedosas condiciones establecidos de las líneas de ‘factoring’”.

De cara a 2023, que se prevé que proseguirá siendo un ejercicio difícil, la compañía ha asegurado que “tiene las herramientas primordiales para realizar en frente de la situación”. “Se estima que, con los datos recientes, la cosecha se reduzca en la campaña 2022/2023 un 23% en todo el mundo, un 34% en Europa y un 48% en España”, han añadido.

Por Dani