Cómo aprovechar las tendencias a largo plazo con la inversión temática

Al comprender los desafíos sociales de el día de hoy, acompañar las considerables tendencias que configurarán las economías a lo largo de múltiples décadas y ofrecer una finalidad a las inversiones, la inversión temática aborda cuestiones estructurales que tienen la posibilidad de hacer valor en un largo plazo. Este enfoque demostró su aptitud para sugerir ocasiones en distintas fases de un período económico, atrayendo cada vez a mucho más clientes del servicio.

El Conjunto Edmond de Rothschild es vanguardista en este campo, puesto que lanzó un plan de renta variable sanitaria en 1985. En este momento tiene una gama de tácticas temáticas originales y diversificadas, impulsadas por firmes convicciones y fundamentadas en criterios sostenibles. En los últimos tiempos, la firma ha añadido tácticas de Big Data y capital humano.

LA FILOSOFIA

Edmond de Rothschild Asset Management se esmera por explotar las tendencias en un largo plazo que están reconfigurando el planeta y creando valor para los inversores. Tiene un enfoque transversal basado en de qué forma el tema de inversión repercute en toda la economía.

La integración de criterios ESG es la regla en sus métodos de inversión, puesto que contribuye a detectar ocasiones y administrar peligros. Se aplica una especialidad rigurosa a los modelos empresariales y las votaciones de las acciones.

En la mitad de la elevada volatilidad de hoy de los mercados, la inversión temática es el sendero a proseguir en los próximos años. En vez de invertir en tendencias, su gama de inversión temática, con mucho más de 2.300 millones de euros en activos bajo administración, está desarrollada para prestar a los inversores fondos core básicos.

SUS ESTRATEGIAS SOBRESALEN

Ahora se trate del Big Data, el campo sanitario, el capital humano o la transición energética, su gama de renta variable temática luce por un factor esencial: un enfoque transversal y diversificado de cada tema. Sus carteras no se limitan a valores growth, sino diversifican los estilos de administración, en armonía con el ADN de su administración, pensada en el largo período y cuyo propósito es producir rentabilidad en un marco de peligro controlado.

Su estrategia sanitaria se lanzó en el mes de abril de 1985 y es, indudablemente, la mucho más vieja de esta gama. Invierten en todo el ecosistema del campo. La cartera está compuesta por unas 40 situaciones. .

El mercado estadounidense es indudablemente el que proporciona mayor hondura y variedad, con lo que naturalmente es su mayor exposición. Efectúan inversiones directas en mercados emergentes, pero asimismo por medio de enormes compañías de europa y estadounidenses que tienen una fuerte presencia en la región.

Por otra parte, su estrategia de Big Data tiene un enfoque único. Su metodología transversal explota el potencial de creación de valor de los datos en todos y cada uno de los campos económicos. Esto quiere decir que la estrategia puede estar expuesta hasta en un 49% a compañías no tecnológicas.

Edifican carteras cerca de tres géneros de valores y con un enfoque muy selectivo en lo que se refiere a la calidad del modelo de negocio de una compañía y su opinión: «Infraestructuras», que tiene relación a las compañías que recopilan y después dan los datos generados por los actores de Big Data.

«Analítica», que comprende las compañías de programa que asisten a investigar estos datos; y individuos de datos, o sea, compañías no tecnológicas que han que viene dentro la estrategia digital mucho más correcta para poder una virtud competitiva. La estrategia trata de sostener un perfil equilibrado en lo que se refiere a campos, estilos y capitalización bursátil.

El abanico se amplió en el mes de noviembre de 2020 con la publicación de un plan de capital humano. La estrategia se encontraba apoyada por los sólidos desenlaces de una investigación propio efectuado por su departamento de investigación económica y una sucesión de trabajos de investigación académica.

La investigación concluyó que las compañías que invierten en capital humano desarrollan mejores provecho en un largo plazo. La cartera está muy concentrada, con algo mucho más de 40 situaciones en compañías que fomentan las buenas prácticas en temas de capital humano y cumplen los criterios ESG. La mitad de las compañías escogidas tienen políticas de RRHH destacables, al tiempo que la otra mitad se ocupa de la educación, la transmisión de entendimientos y la protección de los usados.

Por Dani