De Cos: "Prevemos seguir incrementando significativamente los tipos de interés"

El gobernador del Banco de España y integrante del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), Pablo Hernández de Cos, ha adelantado este miércoles futuras subidas «a un ritmo sostenido» en las clases de interés de la región euro, más allá de que la cuantía de exactamente las mismas va a depender de la evolución de los primordiales datos macroeconómicos.

«De cara al futuro, desde el Consejo de Gobierno prevemos continuar acrecentando de manera significativa los modelos de interés en las próximas asambleas, a un ritmo sostenido, hasta lograr escenarios suficientemente restrictivos para garantizar que la inflación vuelva a situarse en el propósito del 2% en un medio plazo», ha señalado a lo largo de su intervención en el Spain Investors Day.

Según su método, «sostener los modelos de interés en escenarios restrictivos reducirá la inflación moderando la demanda y asimismo servirá de protección en oposición al peligro de un movimiento persistente en alza de las esperanzas de inflación».

El ritmo de las futuras subidas va a venir marcado por la evolución de los datos, «y proseguirán un enfoque en el que las resoluciones se adoptarán en todos y cada asamblea«. En el último acercamiento, que sucedió en el último mes del año, el BCE incrementó las clases de interés en 50 puntos básicos y aseguró que se generarán novedosas subidas.

Además, De Cos anunció que «desde principios de marzo de 2023, el Eurosistema dejará de volver a invertir íntegramente el primordial de los valores que vayan triunfando en el marco del programa de compra de activos (APP, por sus iniciales en inglés), lo que va a dar rincón a una reducción del tamaño de la cartera».

«Reexaminaremos el ritmo de la reducción de la cartera del APP de manera periódica, no solo para garantizar su congruencia con la orientación de la política monetaria, sino más bien asimismo para proteger el desempeño del mercado y sostener un estable control sobre las condiciones en un corto plazo del mercado capital», ha señalado.

El gobernador del Banco de España asimismo se ha referido a la inflación, y ha detallado que «su fuerte repunte estuvo muy condicionado por el aumento de los costes de la energía y de los alimentos, que se ha añadido al efecto de otros componentes de oferta relacionados particularmente con las disrupciones de las cadenas de suministro».

«Se estima que la reducción de la inflación sea gradual y se ubique en el 3,4% en 2024 –en oposición al 2,3 % pensado en el mes de septiembre– y en el 2,3 % en 2025, sobre el propósito de medio período del BCE del 2%», ha aventurado.

Por Dani