¿Y si pasamos la hipoteca a tipo fijo? Claves para no llevarse una sorpresa con el banco

ep archivo prestamo hipotecario para vivienda

Mudar la hipoteca variable a una con un interés fijo. Dada la evolución en alza del euríbor, esta es el interrogante que ronda a la mayor parte de los que tienen contratado un préstamo de este género. No obstante, varios se frenan al desconocer el trámite y al no estar persuadidos que sea lo destacado para su bolsillo.

El recién aprobado por el Gobierno bulto de medidas para calmar la carga hipotecaria a mucho más de un millón de hogares atacables o bajo riesgo de puerta de inseguridad por el aumento de las clases de interés piensa una enorme novedad: se reducirán aún mucho más los costos por el cambio de hipoteca variable a fija y las comisiones para hacer más simple el cambio de tipo variable a tipo fijo y se suprimirán a lo largo de todo 2023 las comisiones por amortización adelantada y por conversión de hipoteca de tipo variable a fijo.

La condición es que el valor de la vivienda en cuestión no pase de los 300.000 euros. Con este cambio, ¿cuánto va a costar pasar de una hipoteca variable a una fija? Con la entrada en vigor de las novedosas ayudas a las hipotecas los bancos no van a poder cobrar ninguna comisión por esta operación, esto es, no van a poder utilizar el máximo del 0,15% a lo largo de los tres primeros años que dejaba la ley. «Para una hipoteca media en España, esto piensa un ahorro de 109,02 euros», calculan desde el comparador financiero Kelisto.

¿De qué forma tienen la posibilidad de pasarse al tipo fijo todos estos hipotecados? Hay tres métodos. El primero, llamado novación, radica en pactar esa modificación con el banco con el que se firmó el crédito. Con el segundo, llamado subrogación de acreedor, se traspasa el préstamo a otra entidad preparada para transformar el interés variable en fijo. En lo que se refiere al tercero, radica sencillamente en contratar una hipoteca fija novedosa para anular el préstamo a tipo variable que se tiene vigente.

En lo que se refiere a la novación, desde el Banco de España apuntan que cualquier modificación de las condiciones en un inicio pactadas de tu hipoteca, va a deber formalizarse en escritura pública y también anotarse en el Registro de la Propiedad. Para dotar de elasticidad al préstamo y aceptar la modificación de sus condiciones, la figura de la novación deja que a través de escritura pública se alteren por acuerdo de las partes alguna de los próximos teóricos: ampliación o reducción de capital, perturbación del período, modificación de las condiciones del género de interés en un inicio pactado o vigente, modificación del procedimiento o sistema de amortización y cualquiera otras condiciones financieras y prestación o modificación de garantías personales.

Mientras que, en la subrogación, el organismo enseña su desempeño. La novedosa entidad hace una oferta vinculante especificando las condiciones que proporciona, ahora se pone en contacto con la vieja entidad para informarles y pedir que le certifiquen el saldo pendiente del préstamo.

La vieja entidad tiene un período de siete días naturales para dar este certificado y quince días naturales para prestar al cliente una modificación de las condiciones del préstamo, en los términos que estime recomendables, período a lo largo del como no va a poder formalizarse la subrogación. Pasado el período de quince días sin que el moroso haya formalizado con la vieja entidad la novación modificativa del préstamo, va a poder concederse la escritura de subrogación. A través de esta escritura la novedosa entidad acepta la propiedad de la hipoteca y trasfiere a la entidad subrogada (vieja) el importe pertinente al capital pendiente y también intereses y comisión devengados y no pagados.

Además de esto, en una subrogación acreedora se puede cambiar el género de interés aplicable, el período del préstamo, o los dos. Si se quiere cambiar otras condiciones auxiliares, se puede pactar por adelantado con el banco una novación que se efectuaría una vez se haya subrogado la hipoteca.

Por Dani