Playa de Palma de Mallorca.

Incremento de precios de alquiler de pisos turísticos: Un análisis del mercado vacacional español

El mercado de alquiler de vacaciones en España ha experimentado un marcado aumento en los precios de alquiler, alcanzando niveles sin precedentes. Según el informe anual del Grupo Tecnitasa, una semana de alquiler de un piso turístico en primera línea de playa durante el mes de agosto costará de media nacional 1.160 euros, un aumento del 10% en comparación con los 1.055 euros del año anterior. Esto significa que los precios de alquiler han experimentado un incremento de más de 100 euros en el último año. Sin embargo, si se compara con los precios del verano de 2020, el incremento es aún más pronunciado, alcanzando el 40%, cuando el alquiler semanal promedio era de 826 euros.

El informe del Grupo Tecnitasa apunta que, a pesar de la ralentización observada en el mercado residencial en los últimos meses, el alquiler vacacional ha continuado experimentando incrementos promedio significativos. En los últimos tres años, el aumento ha sido de alrededor del 25%. El presidente de Tecnitasa, José María Basañez, atribuye este aumento a la fuerte demanda tanto nacional como extranjera que ha resultado en que la mayoría de los alojamientos estén reservados desde hace meses.

Estudio detallado de los incrementos de precios por regiones

El estudio del Grupo Tecnitasa destaca a Cantabria como una de las regiones donde los alquileres han experimentado el mayor incremento, por encima del 12%. Anteriormente, Cantabria no era una de las regiones más demandadas, pero ha visto un aumento significativo en sus precios de alquiler. Por ejemplo, en la Playa de Comillas, un apartamento de 70 metros cuadrados cuesta casi 1.900 euros a la semana. Mientras tanto, en la Playa de la Concha en Suances, un apartamento de 60 metros cuadrados cuesta 1.700 euros a la semana. En Laredo y Santoña, los precios de alquiler rondan los 1.400 euros a la semana para un apartamento de 70 metros cuadrados.

Un fenómeno similar se observa en Lugo. El informe señala que en 2023, los apartamentos más económicos se podían alquilar por 350 o 450 euros a la semana. Sin embargo, en 2024, no se encuentra nada por debajo de los 550 euros.

Las Islas Canarias es otra de las comunidades donde los precios de alquiler de vacaciones han experimentado un aumento sustancial. Entre 2023 y 2024, el precio de alquiler de un apartamento de 35 a 50 metros cuadrados en localidades turísticas como Adeje, Mogán, Arona, San Bartolomé de Tirajana, Puerto de la Cruz o la capital de Las Palmas de Gran Canaria, ha aumentado en promedio 300 euros.

En contraste, las provincias de Girona, Huelva, Asturias y Gipuzkoa han mantenido sus precios de alquiler relativamente estables, con incrementos mínimos o nulos. Otras provincias como Castellón, Almería, A Coruña, Vizcaya, Tarragona, Málaga, Barcelona y Baleares han visto incrementos que varían entre el 3% y el 6%. Finalmente, las provincias restantes, que incluyen Murcia, Granada, Pontevedra, Valencia, Alicante y Cádiz, han experimentado incrementos de entre el 6% y el 12%.

Este análisis detallado de los incrementos de precios en el mercado de alquiler vacacional español destaca las variaciones regionales significativas y la fuerte demanda que ha impulsado estos aumentos. A medida que los precios de alquiler continúan aumentando, será interesante observar cómo se desarrollan las dinámicas del mercado en el futuro.

Por Dani