El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, en su despacho.

El sindicato empresarial catalán, Foment del Treball, ha emitido un llamado a la Generalitat para que se aclaren las circunstancias y el momento en que las empresas podrán acogerse a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Esta solicitud se produce como respuesta a las crecientes restricciones de agua debido a la severa sequía que afecta a la región.

El presidente del sindicato, Josep Sánchez Llibre, también ha instado a la Generalitat a elaborar una lista de aquellas empresas que, por la naturaleza de sus actividades, se consideren como «servicios esenciales» y, por lo tanto, se vean excluidas de estas limitaciones de uso.

El pasado jueves, en respuesta a lo que el president Pere Aragonès describió como la «peor sequía del último siglo», la Generalitat de Catalunya activó la fase de emergencia. Esta medida implica una serie de restricciones en el uso y consumo de agua que afectan a cerca de seis millones de personas, especialmente a aquellas que dependen del agua de los embalses de los ríos Ter y Llobregat.

Estas medidas también limitan la cantidad de agua disponible para que las empresas puedan producir sus bienes o servicios. Aunque aún no se puede cuantificar el impacto que estas restricciones tendrán en las empresas, los principales actores económicos predicen que habrá repercusiones de diferentes magnitudes.

Dada la situación, Foment del Treball solicita claridad en las reglas del juego para facilitar, en la medida de lo posible, la gestión que las compañías deben hacer de estas restricciones. El sindicato insta al Departament de Treball de la Generalitat a proporcionar instrucciones y criterios claros para determinar cuándo una empresa podrá activar o no un ERTE si necesita ajustar sus producciones a la disponibilidad de agua.

En otras palabras, Foment del Treball pide aclaraciones sobre si las empresas tendrán más o menos ayuda si se ven obligadas a suspender de empleo y sueldo a parte o toda su plantilla durante un tiempo, como alternativa al despido.

Siguiendo la misma línea, Foment solicita al Govern que aclare con «celeridad y agilidad» a los sectores afectados si recibirán o no ayudas compensatorias y que amplíen «las líneas de ayuda y subvenciones a todos los sectores para la inversión en la mejora de la eficiencia en el ciclo del agua», según su comunicado.

La organización patronal también ha hecho un llamamiento para que se acelere la ejecución de obras y se intensifique la tramitación administrativa por procedimiento de urgencia en todos aquellos proyectos que aún están pendientes de licitación o tramitación.

La creciente escasez de agua en Catalunya está planteando nuevos desafíos para las empresas, y Foment del Treball está haciendo un llamado a la Generalitat para que proporcione claridad y apoyo en este momento de crisis. Las decisiones que se tomen en las próximas semanas serán cruciales para determinar cómo las empresas y los trabajadores navegan por este período de incertidumbre.

Por Dani