Morgan Stanley despide a alrededor de 1.600 trabajadores, el 2% de su plantilla

Morgan Stanley ha anunciado sus desenlaces empresariales que corresponden al cuarto y último período de tres meses de 2022 y en ellos informó de un beneficio neto de 2.236 millones de dólares estadounidenses, bajo los 3.696 millones del mismo intérvalo de tiempo del año pasado.

Esto se traduce en un beneficio por acción de 1,26 dólares estadounidenses por título, un descenso en frente de los 2,01 dólares estadounidenses por acción registrados en 2021. Tras la publicación de este informe de ganancias, las acciones de Morgan Stanley han ganado 5,84% en Wall Street.

En el grupo de 2022, las ganancias de Morgan Stanley asimismo registró un descenso hasta los 11.029 millones de dólares estadounidenses, en comparación con los 15.034 millones de dólares estadounidenses cosechados a lo largo de los 12 meses anteriores.

Los capital reportados por el banco a lo largo del cuarto período de tres meses han alcanzado los 12.749 millones de dólares americanos en frente de los 14.524 millones de dólares americanos del cuarto período de tres meses de 2021. Con todo, superó las esperanzas de consenso, que adelantaban 12.640 millones de dólares estadounidenses.

En el total del año, la cifra de capital se ha ubicado en 53.668 millones de dólares americanos, bajo los 59.755 millones de dólares americanos logrados en el grupo de 2021.

Desde la entidad han comunicado que las operaciones de banca de inversión, comercio y administración de inversiones se vieron perjudicadas por la extrema volatilidad del último período de tres meses. Los capital de la Banca de Inversión redujeron un 49% con en comparación con año previo y los de Administración de Inversiones cayeron un 17%, en cambio, los de Wealth Management se acrecentaron un 6%.

En el último periodo, el banco reservó 87 millones de dólares estadounidenses para pérdidas crediticias, en comparación con los 5 millones de dólares americanos en exactamente el mismo período de tres meses del año previo, impulsado por el ambiente macroeconómico de hoy y el desarrollo de la cartera.

«Reportamos sólidos desenlaces del cuarto período de tres meses en la mitad de un ambiente de mercado bien difícil. Generalmente, 2022 fue un año sólido para la compañía, puesto que nuestra estrategia clara y el modelo de negocio equilibrado nos dejaron sugerir un ROTCE del 16% pese al complejo contexto macroeconómico. Wealth Management dio seguridad con capital récord y mucho más de 310.000 millones de dólares estadounidenses en nuevos activos netos, Investment Management se favoreció de la diversificación y, en los valores institucionales, nuestros capital de renta variable y renta fija fueron sólidos, compensados por la banca de inversión. Nuestra sólida situación de capital nos dejó recomprar 10.000 millones de dólares estadounidenses en acciones este año y distribuimos un dividendo saludable», aseguró James P. Gorman, presidente y asesor encargado de Morgan Stanley.

Por Dani