Robot Parkside.

El futuro de la jardinería: El cortacésped robótico Parkside PMRDA 20

A medida que entramos en la temporada de verano, es el momento perfecto para poner a punto nuestros jardines y disfrutar del refrescante verdor y los vibrantes colores. Recientemente, se ha observado una creciente tendencia en la valoración de estos espacios al aire libre, una actitud que se ha acentuado significativamente durante la pandemia. Como resultado, las familias están cambiando la forma en que ven y utilizan sus hogares, dando prioridad a la creación de entornos verdes y acogedores.

La innovación en la jardinería

En este contexto, la compañía Parkside se ha destacado presentando su modelo de cortacésped robótico PMRDA 20. Este dispositivo está diseñado para jardines de hasta 1000 m² y su principal valor radica en su capacidad para trabajar de forma autónoma e inteligente. Gracias a su aplicación de control, el cortacésped puede adaptarse al horario del usuario, garantizando resultados óptimos de corte.

El Parkside PMRDA 20 es capaz de manejar superficies de césped de hasta 1000 m² con una anchura de corte de 22 cm. Este dispositivo inteligente puede ser controlado digitalmente a través de una aplicación móvil o mediante su pantalla integrada. Dependiendo del modelo, este robot cortacésped puede cubrir una superficie de césped de hasta 500 m² (PMRA 20) o 1000 m² (PMRDA 20) antes de tener que volver a la estación de carga.

Características destacables

El cortacésped robótico Parkside PMRDA 20 viene con una estación de carga, gancho de tierra y cable delimitador. También cuenta con una pantalla LC para controlar las funciones del robot y un disco de corte ubicado en la parte inferior con tres cuchillas integradas.

En términos de diseño, el PMRDA 20 es atractivo y con esquinas redondeadas, lo que facilita su movimiento por el espacio de corte. Su cuerpo está hecho de plástico de alta resistencia y todos los controles giratorios y botones están ubicados en la parte superior y son fácilmente ajustables.

Además, está equipado con un sensor de lluvia y otro de obstáculos, lo que le permite cambiar automáticamente de dirección o interrumpir el corte cuando llueve y regresar a la estación. Un sensor de elevación e inclinación garantiza que el cortacésped se apague inmediatamente si se detectan problemas.

El cortacésped también está protegido contra encendidos no deseados y robos mediante un código PIN. El volumen de suministro incluye en total 200 metros de cable delimitador y 350 ganchos de fijación.

Control y rendimiento

El robot cortacésped se controla a través de una pantalla situada en la parte superior o con la aplicación Parkside, que está disponible para Android e iOS. La app puede iniciar o detener el equipo y configurar horarios y diferentes zonas de corte.

El sistema integrado de pantalla, por otro lado, facilita realizar ajustes y crear horarios. La pantalla permite configurar el modo de lluvia y las horas de trabajo, y funciona sin necesidad de una red wifi.

A pesar de no contar con GPS, el cortacésped Parkside se mueve de manera eficiente por el césped, respetando las líneas de delimitación y ofreciendo resultados muy buenos en los tiempos establecidos.

El cortacésped está equipado con sensores que detienen el disco de corte tan pronto como se levanta o inclina el robot. Un visible botón rojo de parada garantiza la desactivación manual en situaciones de emergencia.

Precio y disponibilidad

Parkside ofrece sus dos cortacéspedes robóticos a un precio accesible. El PMRA 20, para una superficie de 500 m², está disponible por 199,00 euros, mientras que el modelo PMRDA 20 con funcionamiento inteligente para 1.000 m² está disponible por 299,00 euros.

Funciones y características únicas

El robot se adapta al entorno y cambia su comportamiento en función de los cambios climáticos. Cuando el sensor detecta un cambio en el clima, el cortacésped se dirige automáticamente de vuelta a la estación de carga.

Además, el cortacésped puede trabajar en terrenos difíciles y no se detiene ante zonas ligeramente irregulares. Las inclinaciones, pendientes o desniveles que no superen los 25° (47%) no suponen un problema gracias a su potente tracción trasera.

Las funciones, horarios o las zonas secundarias, se pueden ajustar pulsando un botón. La función de mantillo tritura el césped sin cortar para esparcirlo por el césped cortado.

Es posible conectar y controlar el robot a través de la aplicación Parkside. Detecta obstáculos por medio de sensores de seguridad para modificar la trayectoria. Permite elegir entre varios modos de corte, desde modos para todo el jardín como para cortes específicos. También se puede ajustar la altura de corte del césped desde los 25 hasta los 60 mm.

Un código PIN protege el equipo frente a puestas en marcha no deseadas o robos. En el tutorial se muestra cómo establecer zonas secundarias y determinar hasta cinco zonas de inicio adicionales y así llegar incluso a zonas del jardín de difícil acceso.

Valoración

El robot cortacésped Parkside PMRDA 20 ofrece un buen resultado. Proporciona óptimo rendimiento con una excelente relación calidad precio. Los resultados de corte son adecuados a pesar de que no dispone de GPS, y se mantiene con precisión dentro de los límites marcados por el cable, que por cierto se instala sin problema. El control es sencillo a través de la pantalla integrada o desde la aplicación.

Resumen de prestaciones

Las funciones del robot se controlan cómodamente mediante aplicación (a través de Wi-Fi o Bluetooth). Adecuado para una superficie de césped de hasta 1000 m², 3 modos de superficie ajustables: contorno total, hasta 5 zonas secundarias definidas o corte puntual.

Hasta 2 horas de trabajo programables individualmente para cada día de la semana, cuidado del césped controlado por el estado del tiempo (vuelta automática a la estación de carga mediante sensor de lluvia integrado), pantalla LCD para configuración y control incluso sin aplicación, protección de código PIN contra encendido no deseado o robo.

Sistema de 3 cuchillas con sistema central para ajustar la altura de corte (25 – 60 mm), botón para parada instantánea, potente tracción trasera para terrenos con una pendiente de hasta 25°, sensor de obstáculos y de inclinación de límite para cambio automático de dirección.

Sensor de elevación e inclinación para desconexión inmediata de seguridad del mecanismo de corte, estación de carga con indicador de estado de 3 niveles, barra de protección y cable de alimentación de 3 m, motor sin escobillas.

Características técnicas

Dimensiones: 23 x 41 x 61 centímetros. Peso (con batería): 9,39 kilogramos. Batería: batería de iones de litio de 20 voltios (4Ah). Ancho de corte: 22 centímetros. Número de cuchillas: tres. Alturas de corte: 25 a 60 centímetros. Velocidad: 1,2 kmh. Preparado para: hasta 1.000 m². Sensores: Lluvia, Obstáculo, Límite de Inclinación, Elevación e Inclinación. Estándares de radio: Bluetooth, WLAN.

You missed

La Mutua Madrileña, un actor dominante en el sector de seguros en España, ha demostrado un rendimiento impresionante en el primer semestre, lo que se refleja en su crecimiento del 11% en primas No Vida. Este aumento es una prueba de que la compañía sigue siendo un pilar fuerte en el sector del seguro, a pesar de los desafíos económicos y la incertidumbre persistente causada por la pandemia del Covid-19.

Este crecimiento del 11% se traduce en un aumento significativo en las primas No Vida, que incluyen seguros de automóviles, seguros de hogar, seguros de salud, seguros de accidentes y seguros de responsabilidad civil, entre otros. A pesar de las dificultades económicas generales, la Mutua Madrileña ha logrado mantener un crecimiento constante en este segmento, demostrando su resiliencia y capacidad para adaptarse a un entorno empresarial volátil y en constante cambio.

Este logro es aún más impresionante, dado que la pandemia ha provocado una disminución general en la demanda de seguros, particularmente en el sector de seguros de automóviles, debido a las restricciones de movimiento y la disminución de los desplazamientos diarios. Sin embargo, la Mutua Madrileña ha logrado mantener su crecimiento en este sector, lo que indica su capacidad para ofrecer productos de seguros atractivos y competitivos que satisfacen las necesidades cambiantes de sus clientes.

Además de su crecimiento en el segmento de primas No Vida, la Mutua Madrileña también ha logrado mantener un sólido rendimiento en otras áreas de su negocio. La compañía ha mantenido una alta retención de clientes, lo que indica un alto nivel de satisfacción del cliente y confianza en la marca. Esto ha sido esencial para mantener la estabilidad de la compañía durante estos tiempos inciertos.

El crecimiento de la Mutua Madrileña también puede atribuirse a su enfoque en la innovación y la digitalización. La compañía ha invertido significativamente en tecnología para mejorar su servicio al cliente y optimizar sus operaciones internas. Esto ha permitido a la compañía ofrecer un servicio más rápido y eficiente, lo que ha sido esencial para atraer y retener a los clientes en un entorno empresarial cada vez más digital.

Este crecimiento en las primas No Vida también ha sido impulsado por la estrategia de diversificación de la compañía. La Mutua Madrileña ha ampliado su cartera de productos para incluir una gama más amplia de soluciones de seguros, lo que le ha permitido atraer a una base de clientes más amplia y diversificada. Esto ha sido crucial para impulsar el crecimiento de la compañía en el primer semestre.

Este sólido rendimiento en el primer semestre es una señal positiva para la Mutua Madrileña, ya que se prepara para el resto del año. A pesar de los desafíos que se avecinan, la compañía está bien posicionada para mantener su crecimiento y continuar ofreciendo productos de seguros de alta calidad a sus clientes.

En conclusión, el crecimiento del 11% de la Mutua Madrileña en primas No Vida en el primer semestre es un testimonio de la fortaleza y resiliencia de la compañía. A pesar de los desafíos económicos y la incertidumbre causada por la pandemia, la compañía ha demostrado su capacidad para adaptarse y prosperar. Con su enfoque en la innovación, la digitalización y la diversificación, la Mutua Madrileña está bien posicionada para continuar su crecimiento en el futuro.

Las computadoras y la tecnología han revolucionado la forma en que operamos en la actualidad. Sin embargo, de vez en cuando, incluso estas poderosas herramientas tecnológicas pueden fallar y causar daños significativos. Uno de estos incidentes recientes es el fallo de Windows que ha causado una caída informática global. Este artículo proporcionará una guía paso a paso sobre cómo arreglar este problema.

La falla de Windows que ha causado este desastre informático global es un fallo notable que ha dejado a varias empresas y usuarios individuales en una situación difícil. Este fallo ha afectado a varios sistemas operativos Windows en todo el mundo, causando interrupciones importantes en varias operaciones diarias. Desde el bloqueo de aplicaciones hasta la pérdida de datos cruciales, este fallo ha causado grandes problemas a los usuarios de Windows.

Pero, ¿qué causó exactamente este fallo? Se cree que el problema proviene de una actualización reciente de Windows. En lugar de mejorar el rendimiento del sistema como se esperaba, la actualización presentaba errores que causaban problemas de rendimiento y otros problemas más graves, como la pérdida de datos y el bloqueo de sistemas.

Afortunadamente, hay formas de solucionar este fallo de Windows. Aquí se describen algunos pasos que puedes seguir para corregir este fallo y devolver tu sistema a su funcionamiento normal.

El primer paso para solucionar el fallo de Windows es identificar el problema. Esto puede ser complicado, ya que el fallo puede manifestarse de varias formas. Algunos usuarios pueden experimentar bloqueos frecuentes de la aplicación, mientras que otros pueden perder datos importantes. Por lo tanto, es esencial identificar cómo afecta el fallo a tu sistema.

Una vez que hayas identificado el problema, puedes empezar a abordar el fallo de Windows. Una de las formas más efectivas de hacerlo es desinstalando la actualización problemática. Windows permite a los usuarios desinstalar las actualizaciones recientes, que pueden ser la causa del problema. Sin embargo, este proceso puede ser complicado y requiere un cierto grado de conocimientos técnicos.

Para desinstalar una actualización, primero debes abrir el panel de control de Windows. A continuación, selecciona «Programas y características» y luego «Ver actualizaciones instaladas». Busca la actualización problemática, selecciona «desinstalar» y sigue las instrucciones en pantalla.

Si este proceso no soluciona el problema o si no te sientes cómodo desinstalando las actualizaciones tú mismo, puedes optar por la restauración del sistema. Esta es una función integrada en Windows que permite a los usuarios revertir su sistema a un punto anterior en el tiempo.

Para utilizar la restauración del sistema, primero debes acceder al menú de inicio de Windows. Luego, escribe «restauración del sistema» en la barra de búsqueda y selecciona la opción correspondiente. A continuación, sigue las instrucciones en pantalla para seleccionar un punto de restauración y revertir tu sistema a ese punto.

Es importante tener en cuenta que la restauración del sistema puede no ser una opción si no tienes puntos de restauración establecidos previamente en tu sistema. Además, la restauración del sistema puede no ser efectiva si el fallo de Windows es particularmente grave.

En estos casos, puede ser necesario tomar medidas más drásticas, como la reinstalación de Windows. Este proceso puede ser complicado y lleva tiempo, pero puede ser la única forma de solucionar un fallo grave de Windows.

Antes de reinstalar Windows, es esencial que hagas una copia de seguridad de todos tus datos importantes. Esto se debe a que la reinstalación de Windows borrará todos los datos de tu sistema.

Una vez que hayas realizado una copia de seguridad de tus datos, puedes proceder a reinstalar Windows. Para hacerlo, necesitarás un medio de instalación de Windows, como un DVD o una unidad USB.

Una vez que hayas insertado el medio de instalación, reinicia tu computadora. Cuando tu computadora se inicie, debería arrancar desde el medio de instalación. A partir de aquí, simplemente debes seguir las instrucciones en pantalla para reinstalar Windows.

Es importante tener en cuenta que este proceso puede ser complicado y puede no ser la mejor opción para todos los usuarios. Sin embargo, en algunos casos, puede ser la única forma de solucionar el fallo de Windows.

En conclusión, el fallo de Windows que ha causado una caída informática global es un problema serio que ha afectado a muchos usuarios. Sin embargo, con un poco de paciencia y los pasos correctos, se puede corregir este fallo y devolver tu sistema a su funcionamiento normal. Recuerda siempre hacer una copia de seguridad de tus datos y, si es necesario, no dudes en buscar ayuda profesional.