Feijóo critica el cheque de 200 euros y pide ayudas para el combustible a autónomos

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha criticado este jueves el cheque de 200 euros para familias atacables aprobado por el Gobierno, en tanto que considera «obsceno» que su importe sea la mitad que el del Bono Cultural Joven, que es una asistencia de directa de 400 euros para menores, y solicitó que se transforme «en una devolución mucho más gran y automática vía IRPF a las rentas medias y bajas«.

En su alegato de cómputo del año, el líder de los populares ha demandado asimismo «la renovación de la bonificación del comburente, de 20 céntimos por litro, por lo menos a todos y cada uno de los trabajadores autónomos del país, tal como a la gente con rentas medias y bajas».

Además de esto, ha insistido en la inclusión del pescado, la carne y las conservas entre los alimentos de primera necesidad a los que el IVA se les rebajará desde el 4% al 0%.

«Y finalmente, vamos a continuar insistiendo en devolver parte de la renta que se ha comprado de sobra a las rentas medias y bajas, disminuyendo el Impuesto de las Rentas a aquellas rentas de menos de 40.000 euros», ha añadido.

Feijóo cree que si el Gobierno admite las medidas proposiciones por los populares, podría «progresar la situación inflacionista» que vive el país.

Aparte de la coyuntura económica del país, el presidente del PP hizo una ojeada de esta época nacional, y en este sentido ha asegurado que «la pasividad y la lentitud del Gobierno en el momento de contribuir a quienes mucho más lo precisan contrasta con su colosal diligencia en ocasionar la humillación de parte importante de las instituciones del Estado«.

Según sus expresiones, «la seguridad en las instituciones se quiebra en el momento en que se conculca el principio del mérito y el único mérito que se computa es la adhesión al líder», y apuntó a «la ocupación de personas similares con el sanchismo en el CIS, Indra, el INE, la CNMV, el CNI, RTVE, Correos y el Tribunal Constitucional«.

«La seguridad en las instituciones se quiebra en el momento en que el Gobierno toma resoluciones contra los intereses de la ciudadanía y no solo no corrige, sino quiere culpar a el resto de sus fallos», ha concluido.

Por Dani