moldaviacb11

La primera ministra de Moldavia, Natalia Gavrilita, anunció este viernes su dimisión, lo que de forma automática supone la renuncia de todo el Gobierno, en la mitad de las adversidades económicas que atraviesa el país y las tensiones con Rusia. Su sustituto en el cargo va a ser Dorin Recean, exministro del Interior y de hoy asesor de la presidenta para defensa y seguridad nacional, tal como secretario del Consejo Supremo de Seguridad.

«Tras un año y medio adelante de este Gobierno llegó el instante de que anuncie mi dimisión», ha señalado Gavrilita en una comparecencia de prensa, según recopila el portal Publika.md.

La dimisión se ha producido exactamente el mismo día en que un misil ruso ha entrado en el espacio aéreo del país, lo que llevó al Ejecutivo a condenar la acción y convocar urgentemente al embajador ruso. «El Ministerio de Defensa, en cooperación con las construcciones causantes del país, monitorea de cerca la situación en la zona y condena enérgicamente la violación del espacio aéreo de Moldavia», indicó.

«Rechazamos las últimas acciones y afirmaciones hostiles contra Moldavia, lo que es completamente inaceptable para nuestro pueblo. Solicitamos a la Federación de Rusia que detenga la agresión militar contra un país vecino, que hace varias víctimas humanas y daños materiales«, ha añadido.

El país atraviesa enormes adversidades derivadas del conflicto armado, singularmente en materia energética, lo que ha obligado a recurrir a países como Rumanía y Eslovaquia para comprar los volúmenes de gas y electricidad que precisa frente a la reducción de recursos de Rusia.

La oposición, que demandaba la dimisión del Gobierno, ha criticado que no se haya sido con la capacidad de llegar a un mejor acuerdo con Rusia.

En este sentido, Gavrilita, aseguró que ella como su Gabinete se estuvieron confrontando a un «chantaje energético». «Todos creían que íbamos a ceder, como los Gobiernos precedentes que traicionaron los intereses nacionales», ha concluido.

Por Dani