El euríbor a un año, el índice al que están referenciadas la mayor parte de las hipotecas a tipo variable, subió en el último mes del año hasta el 3,018%, según ha podido confirmar el Banco de España. Así se ubica en su nivel mucho más prominente ya hace 14 años.

El euríbor no dejó de subir desde la última asamblea del Banco Central Europeo (BCE). El organismo elevaba los géneros de interés 50 puntos básicos y adelantaba mucho más levantas. Desde ese instante, el índice comenzaba una escalada alcista que le llevó a romper la barrera del 3% el pasado 19 de diciembre.

La agresividad mostrada por Christine Lagarde, presidenta del BCE, a lo largo de su alegato avivaron las subidas del euríbor a lo largo de la segunda mitad del último mes del año hasta ubicarlo en una media del 3,018% desde el 2,828% de noviembre.

«Es bastante evidente que subidas importantes de los modelos de interés de una forma sostenida quiere decir que debemos aguardar subidas de las clases de interés de 50 puntos básicos en el transcurso de un periodo de tiempo de tiempo«, confirmaba Lagarde.

«Esto garantiza una subida de géneros de 50 puntos básicos en nuestra próxima asamblea y probablemente en la próxima, y quizás en la próxima. No sé si esto va a ser la novedosa normalidad, pero es lo preciso basado en lo que conocemos en este momento», agregaba la banquera central.

El euríbor no alcanzaba un nivel tan alto desde la burbuja inmobiliaria de 2008 y, según los datos del Banco de España, tomando como referencia los últimos 12 meses, el índice registra un ascenso de 3,52 puntos.

El organismo español asimismo dió a comprender que, en el mes de diciembre de 2022, el euríbor a una semana fue del 1,595%, en la situacion del euríbor a un mes del 1,724%. Respecto a la cifra trimestral, el índice alcanzó el 2,063% y a seis meses del 2,560%.

Los especialistas prevén que el BCE prosiga con su endurecimiento capital a lo largo de este 2023 con el propósito de devolver la inflación al 2%, con lo que la subida del euríbor puede ser la tónica frecuente en los próximos meses. En este sentido, la Asociación de Individuos Financieros (Asufin) prevé que el índice alcance en el primer mes del verano del actual año la cota del 4%, lo que piensa una subida por cada 100.000 euros de hipoteca, con diferencial en el 1%, de algo mucho más de 2.000 euros.

Por Dani