'Pecco' Bagnaia, con 13 años, y Marc Márquez, con 17, en Montmeló, en 2010.

Una Década Atrás: Cuando Márquez, Bagnaia, Rins y Márquez eran niños pilotos en la Escuela Monlau

En la primavera de 2010, la escuela de motociclismo catalán Monlau, liderada por Iván Ventura y Jaime Serrano, estaba haciendo un entrenamiento con tres de sus jóvenes pilotos. Estos no eran otros que Alex Rins, Alex Márquez y el italiano Francesco ‘Pecco’ Bagnaia.

El Origen de Tres Campeones

Ventura y Serrano, apasionados del motociclismo y con una dedicación incansable a nutrir la próxima generación de talentos, habían aceptado a Bagnaia en su equipo después de que Umberto Milesi, propietario de los frenos Galfer y amigo cercano, les presentara al joven de 13 años. Bagnaia, junto con Rins y el hermano menor de los Márquez, se encontraban en Barcelona para un entrenamiento en sus Moriwaki de PreMoto3 con motor de motocross de Honda.

El Día que Marc Márquez Llegó

Marc Márquez, que entonces competía en el Mundial de 125cc con el equipo de Aki Ajo, llegó a Barcelona para saludar a Alex y animarlo. Antes de irse, Bagnaia, Rins y Márquez le pidieron una foto, a lo que Marc accedió encantado.

La incorporación de Bagnaia a la escuela Monlau fue un éxito, con el italiano demostrando ser un piloto prometedor. En el Campeonato de España de Velocidad (CEV) de 125cc del año siguiente, Rins se llevó la victoria, seguido por Alex Márquez y Bagnaia. En 2012, Alex Márquez ganó, con Bagnaia en tercer lugar.

De Competidores a Compañeros de Equipo

Nueve años después, en la próxima temporada, Marc Márquez compartirá escudería con el actual bicampeón del mundo de MotoGP, Bagnaia. Este cambio marca un giro completo desde aquellos días en la escuela Monlau. El niño que una vez pidió una foto con Marc Márquez ahora será su compañero de equipo y principal rival en la lucha por el título de MotoGP.

“El ambiente en el boxe de Ducati no tiene por qué cambiar”, ha señalado Márquez. “El pulso será en la pista, que es donde hay que demostrar ser mejor que los demás, pero en el boxe puede reinar la armonía sin problemas».

El Impacto de Márquez en Ducati

La llegada de Marc Márquez a Ducati plantea un nuevo desafío para Bagnaia. El italiano, que ha disfrutado de un gran éxito con Ducati, ahora tendrá que competir con Márquez, que ha demostrado ser uno de los pilotos más competitivos y exitosos del deporte.

Bagnaia ha afirmado en los últimos meses que espera que su próximo compañero de equipo no «arruine el buen ambiente» en el equipo Ducati. Sin embargo, con la influencia de Márquez en el diseño de la futura Ducati, Bagnaia podría verse obligado a adaptar su estilo de conducción.

Es evidente que Márquez tendrá una gran influencia en el futuro de Ducati. Su estilo de conducción, que favorece forzar el tren delantero en la entrada en curva, podría cambiar la forma en que se construye la Ducati Desmosedici. Esto podría ser una preocupación para Bagnaia, cuyo estilo más suave podría no ser adecuado para la nueva Ducati.

Mientras que el futuro de Ducati y Bagnaia puede ser incierto, una cosa es segura: la próxima temporada de MotoGP promete ser emocionante.