El BCE reaviva la competencia por los depósitos: así está el escaparate antes de 2023

El efecto de la subida de las clases de interés comienza a ser visible en los modelos para ahorrativos. Si bien todavía pocos son los bancos que han reaccionado a los movimientos del Banco Central Europeo (BCE), ciertas entidades sí que han movido ficha y han alto la rentabilidad de sus depósitos y sus cuentas de ahorro. Este es el escaparate que dan antes de empezar 2023.

Un espacio lo ocupa ING, que ha publicado 2 nuevos depósitos: uno a 12 meses al 0,60% y otro a 18 meses al 0,85% TAE. Los clientes del servicio van a poder recobrar el dinero cualquier ocasión sin costo ni comisión, con lo que si el salve se efectuase antes de la fecha del vencimiento del depósito, no se va a aplicar ningún género de interés. Además de esto, gozarán de rentabilidad desde su primer euro, sin importe mínimo y por un importe máximo de 100.000 euros.

Por otra parte, desde noviembre subió la remuneración de la Cuenta Naranja hasta el 0,30% TAE para sus clientes del servicio. Asimismo dejó de utilizar la comisión de custodia de saldos de 10 euros para clientes del servicio con saldos sobre 30.000 euros que no tuvieran capital recurrentes.

Otro de los bancos presentes es Openbank. El banco 100% digital de Conjunto Santander ha cuadriplicado el interés de su cuenta de ahorro hasta ubicarlo en el 0,2% para los clientes del servicio con su nómina o tres recibos domiciliados y en el 0,05% para los clientes del servicio no vinculados. En los dos casos esta remuneración no posee límite alguno. Además de esto, ha publicado su novedosa Cuenta Bienvenida con la que da una rentabilidad del 1% a lo largo de 12 meses sobre los ahorros amontonados hasta 100.000 euros, sin vinculación ni comisiones. Para los clientes del servicio que se vinculen con su nómina, la entidad sostiene unas condiciones del 5% TIN (2,66% TAE) a lo largo de los seis primeros meses con un límite máximo remunerable de 5.000 euros.

MyInvestor asimismo ha mejorado las condiciones de su cuenta bancaria. Desde meses atrás, el neobanco remunera el ahorro a la visión con el 1% el primer año hasta 30.000 euros sin condición, con lo que sus clientes del servicio se tienen la posibilidad de llevar 300 euros bárbaros por año. Además de esto, desde el primer año, eleva la remuneración al 0,3% sin condiciones, lo que piensa que los clientes del servicio se llevan hasta 90 euros salvajes por tener su dinero en la cuenta. Trascurrido el primer año, los clientes del servicio van a poder sostener la remuneración del 1% si efectúan inversiones mínimas por mes por importe de 300 euros en los modelos de la gama MyInvestor.

A ellos se aúna EVO Banco, que sube la remuneración de su Cuenta Capaz ofertando una rentabilidad de hasta el 0,6% TAE. Esta remuneración está libre para los clientes del servicio que cumplan por lo menos uno de estos 2 requisitos: tener la nómina domiciliada en EVO por importe mínimo de 600 euros, prestación por desempleo o pensión de cualquier importe; o efectuar por lo menos una operación en bolsa por mes con el Bróker Capaz de EVO. Los clientes del servicio que opten por no cumplir ninguno de estos requisitos se favorecen de una subida automática de su remuneración de hoy hasta el 0,3% TAE.

Exactamente el mismo movimiento hizo Orange Bank, que volvió a prosperar las condiciones de su Cuenta de Ahorro ofertando una remuneración del 1% TAE hasta 100.000 euros. Mientras que, Banco BiG ha realizado un cambio en sus depósitos, progresando los intereses y creando uno nuevo a 18 meses. Específicamente, incrementa el género de interés al 2% TAE en su Enorme Depósito. Finalmente, Banco Mediolanum tiene un depósito al 2% a seis meses que está libre para inversiones mínimas de 2.000 euros y máximas de 50.000 euros. Pide domiciliar la nómina y cumplir uno de los próximos requisitos: tener un seguro, fondo de inversión o plan de pensiones por un precio de 30.000 euros, ser titular de un plan de inversión y haber hecho una inversión de cuando menos 500 euros en el último año o tener un préstamo vigente.

¿ES MOMENTO DE INVERTIR O MEJOR ESPERAR?

No hace bastante era difícil conseguir rentabilidad en estos ahorros en artículos bancarios. En verdad, se llegó a elucubrar con la oportunidad de tener que abonar por tener nuestro dinero en el banco. Con la acción del BCE para contener la inflación esta situación está mudando.

«La subida de tipos está encareciendo la financiación y, si bien por ahora con timidez, por el hecho de que existe enorme liquidez en el mercado, ciertas entidades financieras, primordialmente en Internet, comenzaron a comprobar la remuneración que dan en sus depósitos. Estos movimientos indican un cambio de inclinación que apreciarán esos que logren sostener sus propósitos de ahorro«, resaltan en el Banco de España.

«Son buenas novedades para los ahorrativos españoles, en tanto que se puede aguardar que los modelos de interés prosigan incrementando y con esto asimismo las promociones. No obstante, aconsejamos que los clientes del servicio no aguarden para contratar los artículos de ahorro, en tanto que la espera puede saber que la rentabilidad sea, aún con tipos mucho más altos, menor. A fin de que la espera resulte productivo, se precisan incrementos fundamentales de las clases de interés, al tiempo que se pierden las ventajas devengados de los meses de indecisión», apuntan en Raisin.

Además de esto, en el momento de contratar un depósito de los bancos, no es bastante con entender la rentabilidad para comprender cuánto se va a ganar con él. Desde el comparador Kelisto aconsejan estimar otras cuestiones. Entre ellas, los impuestos. «El beneficio que recibas por un depósito a período fijo se considera, a efectos fiscales, como un desempeño del capital moblaje. Por consiguiente, vas a deber abonar impuestos por este motivo». Específicamente, Hacienda cobra entre un 19% y un 23% dependiendo del dinero ganado.

Asimismo hay que tomar en consideración la penalización por cancelación adelantada. «En las cuentas retribuidas, el dinero siempre y en todo momento continúa predisposición del cliente, que va a poder usarlo siempre y cuando lo necesite. En cambio, en los depósitos a período fijo, el dinero debe mantenerse en el banco a lo largo del tiempo acordado y, de no ser de este modo, el cliente deberá abonar una penalización», comentan.

Otra cuestión viene en el momento de cobrar los intereses. En el momento en que un usuario contrata un depósito a período fijo, lo frecuente es que la entidad pertinente le fuerce a abrir una cuenta bancaria donde va a ir cobrando los intereses. El Banco de España establece que no se tienen la posibilidad de cobrar costos por esa cuenta. Y precaución asimismo con los modelos vinculados, ya que ciertos bancos incrementan el interés de sus depósitos o cuentas retribuidas si se contratan ciertos modelos o servicios plus.

Por Dani