Acciona vuelve a moverse en niveles importantes de demanda

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha notificado este jueves su sentencia que condena a la Generalitat de Cataluña a abonar a la concesionaria Aigües Ter-Llobregat (ATLL), sociedad filial al 100% de Activa Agua, 304.417.248,14 euros mucho más intereses por la anulación de la adjudicación que había conseguido Activa.

La Generalitat adjudicó la administración de ATLL al consorcio dirigido por Activa en 2012 por un periodo de 50 años. Disconforme con el resultado de la licitación y aduciendo que Activa había infringido una parte de las bases, Agbar llevó la situacion frente al Órgano Administrativo de Elementos Establecidos de la Generalitat, que estimó en parte su recurso y excluyó a Activa del trámite.

Contra la sentencia pronunciada este jueves cabe recurso increíble de casación, y ATLL está examinando los argumentos de la citada sentencia para saber las acciones legales y judiciales que correspondan, en su caso.

No obstante, Activa vendió, por un precio de 170 millones, en 2019 el derecho de cobro por el pleito en el fondo estadounidense Fortress, que va a ser en este momento el beneficiario del pago.

Por Dani