le temps d un plafonnement du prix du gaz russe est venu dit von der leyen 20220905180920

El encuentre al precio del gas en Europa semeja mucho más cerca que jamás. La Comisión Europea propuso fijar un máximo de 275 euros por megavatio hora (MWh) en el índice TTF holandés. Este nivel es muy inferior al de hoy, en tanto que los futuros del gas están este martes cerca de los 119 euros, pero asimismo por bajo los máximos de 300 euros que se vieron el pasado verano.

También, va a ser preciso que el valor de los futuros pase los 275 euros a lo largo de un par de semanas y que este sea, cuando menos, 58 euros mucho más altos que el valor de referencia del gas natural licuefactado (GNL) a lo largo de 10 días sucesivos en esas un par de semanas ahora citadas. El mecanismo va a poder activarse desde el 1 de enero de 2023.

En el momento en que se cumplan estas condiciones, enseña Bruselas, la Agencia de Cooperación de los Reguladores de la Energía (ACER) publicará en el instante un aviso de corrección del mercado en el Períodico Oficial de la Unión Europea y también notificará a la Comisión, a la Autoridad Europea de Valores y Mercados (AEVM) y al Banco Central Europeo (BCE). Al día después, va a entrar en vigor el mecanismo de corrección de costes y no se admitirán órdenes de derivados TTF de primer mes que superen el límite máximo del precio de seguridad.

Por otro lado, la iniciativa social tiene dentro salvaguardias para eludir alteraciones en los mercados energético y financiero. “Para eludir inconvenientes de seguridad del suministro, el límite máximo de los costes se restringe a un solo producto de futuros (los modelos TTF para el mes siguiente), tal es así que los operadores del mercado logren continuar satisfaciendo las peticiones de la demanda y consiguiendo gas en el mercado al contado y en el extrabursátil”, indican desde la Comisión.

Para asegurar que la demanda de gas no aumente, agregan, la iniciativa pide a los Estados integrantes que informen en un período de un par de semanas desde la activación del Mecanismo de Corrección del Mercado las medidas que han adoptado para achicar el consumo de gas y electricidad.

“En el momento en que se adopte en el Consejo la iniciativa sobre el Mecanismo de Corrección del Mercado, la Comisión asimismo planteará declarar una alarma de la UE en virtud del Reglamento «Ahorrar gas para un invierno seguro» que se adoptó en el mes de julio, lo que activará el ahorro obligación de gas para asegurar la reducción de la demanda”, agregan. Además de esto, va a haber una supervisión incesante por la parte de la AEVM, el BCE, la Agencia de Cooperación de los Reguladores de la Energía (ACER), el Conjunto de Coordinación del Gas y la Red Europea de Administradores de Redes de Transporte de Gas (ENTSO-G).

Además de esto, para reaccionar frente probables secuelas negativas no deseadas del límite de costos, la iniciativa prevé que el mecanismo logre suspenderse instantaneamente cualquier ocasión. Esto puede suceder de manera automática en el momento en que su desempeño deje de estar justificado por la situación del mercado del gas natural, o sea, en el momento en que la diferencia entre el valor del TTF y el valor del GNL deje de cumplirse a lo largo de 10 días de negociación sucesivos; o a través de una resolución de suspensión de la Comisión, en el momento en que se adviertan peligros para la seguridad del suministro de la Unión, para los sacrificios de reducción de la demanda, para los flujos intracomunitarios de gas o para la seguridad financiera.

“Asimismo existe la oportunidad de que la Comisión no permita la activación del mecanismo en el caso de que las autoridades pertinentes, incluyendo el BCE, adviertan de la materialización de tales peligros”, añaden desde Bruselas.

La iniciativa todavía precisa la aprobación de los gobiernos nacionales, que la discutirán este jueves en una asamblea de urgencia de los ministros del ramo, pero llega tras meses de presión por la parte de ciertos Estados integrantes como España, Italia, Grecia o Polonia a fin de que el Ejecutivo comunitario actué para frenar la escalada de costes de la energía; en el lado opuesto, Alemania y Países Bajos se enseñaron frontalmente en contra. Cabe apuntar que, a pesar de que los costos han disminuido en las últimas semanas, Moscú ha conminado este martes con achicar aún mucho más los flujos de gas hacia Europa, lo que hace predecir una exclusiva subida de los costos.

No es novedad que Europa estuvo dividida en lo que se refiere a la manera de emprender la crisis. Bruselas intentó localizar medidas que todos y cada uno de los Estados integrantes pudieran admitir y ahora hizo distintas proposiciones para frenar la demanda y diseñando medidas que dejen a los diferentes países emplear impuestos expepcionales para calmar la carga de los hogares.

“Pensamos que merece ser considerado para su introducción a nivel de la UE y en este preciso momento nos encontramos aprendiendo los datos libres para conseguir respuestas a una o 2 cuestiones que aún están abiertas”, explicaba Von der Leyen el pasado octubre siendo preguntada por el máximo al precio del gas. En los próximos días vamos a conocer si esos problemas fueron resueltos o no.

Por Dani